Público
Público

"Volver a 120 km/h no significa que el problema energético haya acabado"

Pere Navarro, director general de la DGT, considera el límite de 120 como el "normal" y pide respetarlo para poder seguir ahorrando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Pere Navarro (Barcelona, 1952) le suena un mensaje en el móvil a las ocho de la tarde que le informa de que, a lo largo de la jornada, han muerto tres personas en accidente de tráfico. 'Es brutal', exclama Navarro, que no parece acostumbrarse a que prácticamente a diario alguien pierda la vida al volante. El director general de Tráfico (DGT) afronta hoy el comienzo de la Operación Salida con la seguridad de que será 'escalonada' y el regreso a los 120 km/h como velocidad máxima en autopistas y autovías después de la rebaja durante cuatro meses a 110 para ahorrar energía.

Los accidentes llevan cayendo año tras año desde 2001. España está incluso por debajo de la media europea. ¿Hasta cuándo seguirá bajando la siniestralidad?

Es verdad que cada vez cuesta más reducir las cifras. Antes podíamos copiar de los mejores, ahora ya no podemos porque somos parte de los mejores. El año pasado murieron en España más de 2.470 personas por accidente. Es una barbaridad. ¿Cómo vamos a resignarnos? Y apostillo: al final uno tiene la impresión de que muertos por accidente va a haber los que la sociedad esté dispuesta a aceptar.

La decisión de volver a los 120 km/h se tomó tras un fuerte debate en el Gobierno, según afirmó el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. ¿Usted en qué bando estaba?

Yo no estoy en ningún bando, estoy para ejecutar las decisiones del Consejo de Ministros. Creo que hemos gestionado razonablemente bien la medida del 110. Al principio, cuando se tomó, parecía que el mundo se hundía. Pero se ha cumplido y no ha pasado nada. La rebaja del límite se toma por una situación de emergencia energética. Pero volver al 120 no quiere decir que ya no tengamos problemas, no nos equivoquemos. Con lo cual, por favor, respetemos el 120 para no correr y así ayudar a ahorrar combustible.

Si el problema de la energía aún no está resuelto, ¿por qué se retira entonces la rebaja?

Porque el Consejo de Ministros decidió tomar la medida por una emergencia energética, era algo temporal.

Una cosa es el origen de la decisión, económico, pero además el 110, dicho por ustedes, ha mejorado la siniestralidad.

En Europa hay cierto consenso de que la velocidad esté en 120. Con este límite llevamos ocho años en los que han ido bajando los accidentes.

¿En autopistas y autovías?

En ocho años han bajado muchísimo, espectacularmente. La rebaja a 110 se tomó en una situación de emergencia, pero luego se volvió a 120, que es lo normal. Y cuando hemos debatido en Europa de armonizar la velocidad en todas las autopistas siempre se ha hablado del 120 y nadie ha discrepado.

El miércoles pasado fue el duodécimo día de este año con cero muertos. Ocho de estos días se produjeron con el límite de 110.

Veo a dónde me quieren llevar. No hace falta encargar un informe a la Universidad de Harvard para ver que a menos velocidad, hay menos accidentes y menos gravedad de esos accidentes. Ya lo digo yo.

Pero ¿han bajado los accidentes en autopistas y autovías con el 110?

Y en los ocho años anteriores también.

Muchos consideran que el 110 fue una medida impopular y su prolongación hubiese coincidido con el inicio de las vacaciones. ¿Se ha vuelto al 120 para agradar al votante?

Insisto, se dijo que esa medida era transitoria y nosotros gestionamos lo que dice el Consejo de Ministros y allí debieron valorar todos los elementos.

Al margen del Consejo de Ministros, usted, como experto en seguridad vial, ¿qué opina?

120 es el punto de equilibrio aceptado en todo Europa. Nos movemos todos alrededor de ese límite y es donde nosotros estamos cómodos. Pero si lo que quieren es que les diga que a menos velocidad, hay menos accidentes: sí, es verdad. Primero tenemos que conseguir que todo el mundo cumpla el 120 y luego ya podemos hablar de otra cosa, de bajar ese límite.

Aunque usted ejecute las decisiones del Consejo de Ministros, no ha transmitido a ese consejo las quejas de las asociaciones de víctimas, muy criticas con la vuelta al límite máximo.

Y también teníamos quejas de las asociaciones de automovilistas, de las empresas de peaje... En este país es imposible contentar a todo el mundo.

Parece que los políticos y los famosos no se toman la seguridad vial muy en serio. El líder de las Juventudes de CDC fue sorprendido conduciendo sin puntos y Ortega Cano triplicaba la tasa de alcoholemia cuando tuvo el accidente.

Eso pasa en las mejores familias. El gran paso es que eso, hace unos años, no hubiera sido noticia. Ahora sí lo es y tiene condena social. Estos casos dan un mensaje importante: en el cumplimiento de las leyes todos somos iguales.

A diferencia de los coches, hay un repunte en la siniestralidad de motoristas. El colectivo sigue denunciando la peligrosidad de los guardarraíles.

España es el país de Europa que más guardarraíles seguros tiene. Queda mucho por hacer, seguro. Pero en Europa somos los que más hemos hecho. No nos fijemos en el guardarraíl. Hay que concentrar esfuerzos en evitar que se caiga el motorista en vez de dar por sentado que el motorista se va a caer y chocará contra el guardarraíl. Hay que tener en cuenta que sólo el 18% de los motoristas muertos tocaron el guardarraíl.

¿Hasta cuándo será efectivo el carnet por puntos?

Cuando pusimos en marcha el carnet, muchos decían: 'Durará un año y reduciremos la siniestralidad un 10%'. Cada fin de semana con un pequeño repunte, nos decían que el permiso de puntos estaba agotado. Es la psicología típica de este país. El permiso por puntos goza de buena salud. Es el que está haciendo cumplir la ley. Es el que ha puesto en marcha la política de seguridad vial y permitió la reforma del código penal.

¿Los menores de 18 años podrán conducir acompañados?

En Europa, la conducción acompañada funciona y todos los informes lo valoran positivamente. Tenemos un grupo de trabajo sobre este tema, pero en esta legislatura no lo vamos a poner en marcha. Hemos tenido otras prioridades.

¿Si los carriles bici son competencia de los ayuntamientos, cómo puede la DGT promover la bicicleta, que es uno de sus objetivos?

Promover es que haya una sección específica en el reglamento de circulación para bicicletas. La bici es un modo de desplazamiento como cualquier otro. Por lo tanto, su sitio es la calzada. Hay que intentar facilitar grandes ejes para las bicicletas, pero luego se tendrán que mezclar con otras formas de desplazamiento. No podemos aislar las bicicletas del resto del tráfico. Debemos hacer carriles-bici donde toque, pero el reto está en la convivencia. Por otra parte, entre el peatón y la bicicleta, estamos con el peatón. Creemos que hay que proteger al más débil.

¿Qué hará si el PP gana las elecciones?

No creo que el PP cometa la equivocación de pedirme que continúe.

¿Entonces qué hará?

Lo que he planificado nunca ha salido y lo que he hecho nunca me lo había planteado. Así que, a partir de aquí, planes los justos.

¿Cómo le gustaría ser recordado al frente de la DGT?

Recordado, no. He tenido la suerte de haber trabajado mucho y obtener resultados. Hay mucha gente que trabaja mucho y no tiene resultados o no son tan visibles. Poder decir que he ayudado a evitar algún accidente de tráfico, da un poco de sentido a la vida. Porque la vida, en sí misma, no tiene sentido.

'Que volvamos al límite de 120 kilómetros por hora no quiere decir que podamos volver a correr'. Este fue el mensaje que el director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, trasladó ayer a quienes hoy empiezan sus vacaciones de verano, justo el día en que la velocidad máxima en autopistas y autovías vuelve a ser de 120 km/h. Tras este regreso a la velocidad máxima, atrás quedan los cuatro meses de limitación a 110 km/h, la medida temporal que el Gobierno puso en marcha el pasado marzo para reducir la factura energética de España'. Durante este tiempo, el consumo de carburantes se redujo un 5,8%, lo que equivale a 2,1 millones de barriles de petróleo. Aunque el Gobierno ha insistido en que no fue una medida para bajar la siniestralidad, la cifra de muertos cayó en esos cuatro meses más de un 15,5% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde ayer, los paneles de información variable de las carreteras ya informan del cambio de límite de velocidad en autopistas y autovías. El cambio de señales, sin embargo, corresponde a los titulares de las carreteras, que 'ya están avisados', indicó Navarro. A partir de hoy viernes, estos irán modificando progresivamente la señalización.