Público
Público

Votación igualada entre las bases de IU Extremadura

La dirección se plantea abrir una segunda ronda de consultas para inclinar la balanza a favor de Vara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

IU Extremadura transfirió el 29 de mayo a 2.000 militantes y simpatizantes la posibilidad de opinar sobre a quién conceder el próximo Gobierno de la Junta de Extremadura. O al socialista Guillermo Fernández Vara o al conservador José Antonio Monago. Desde entonces se han repetido los referendos no vinculantes.

El proceso concluirá el 17 de junio con la asamblea de Cáceres. Pero, a día de hoy, cuando 'más de la mitad' del censo ha votado, IU concluye que los números están 'muy igualados', aunque la balanza se inclina hacia la opción de entregar el Ejecutivo al PP, confirmaron ayer a Público en las direcciones regional y federal.

IU Extremadura ofreció dos alternativas. Una, que los tres diputados de IU se abstuvieran, lo que otorgaría el Ejecutivo a Monago. Y dos, que votaran a favor de Vara. Esta segunda vía establece a su vez dos caminos: entrar en el Gobierno del PSOE o quedarse fuera, en la oposición.

Por ahora, según describen desde la cúpula regional, en las zonas rurales gana la opción de la abstención. Y en las grandes ciudades salvo Mérida, lo contrario: investir a Vara, 'porque existe una mayor conciencia de cómo gestiona el PP', el partido que hasta ahora controlaba varios municipios grandes y que tras el 22-Mgobernará la capital, Cáceres o Plasencia. La alternativa minoritaria es la de integrarse en la Junta. 'El debate está siendo muy tranquilo. Se habla de política, no de vísceras', resalta un alto responsable de IU Extremadura.

El 18 y 19 de junio, se reunirán la Presidencia y el Consejo Regional para abrir la segunda fase. Decidirán cómo seguir 'canalizando el debate', especialmente si ha vencido la opción de dar el Gobierno a Monago. La dirección baraja una posibilidad: abrir, a partir del día 21, una segunda vuelta.

En este caso, no se haría la consulta a las 120 asambleas locales, sino a las comarcas. Y se les presentaría un texto con las propuestas de negociación. IU concretaría sus líneas rojas: nueva Ley Electoral, no a la refinería de petróleo, plan de empleo... El federal asiente. Cree que esa segunda vuelta aquilatará más su apuesta: dejar gobernar al PSOE. 'Es una forma de reconducir las cosas de forma natural, de convencer para que las cosas se inclinen a favor de Vara... pero también para que Madrid no nos corra a gorrazos', reconoce un cargo de IU Extremadura.

Más tarde se reunirían los órganos. En la decisión final pesará la opinión de sus socios de Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX), que quieren gobernar con Vara.

Hasta el 21 de junio se negociará la Mesa de la Asamblea, integrada por cinco diputados. IU rechaza la Presidencia, pero puede otorgársela a PP o al PSOE. El líder regional, Pedro Escobar, ha mentado una posibilidad: que quien controle la Cámara no controle la Junta. 'Pero eso es sólo una opción', precisaban en su entorno.