Publicado: 20.12.2016 22:07 |Actualizado: 20.12.2016 22:07

Dos votos de la CUP permiten que el Parlament inicie la tramitación de  los Presupuestos catalanes para 2017

Junqueras destaca el acento social para atraer a la formación anticapitalistam, que no garantiza su 'sí' definitivo a las cuentas autonómicas

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, felicita al vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, al finalizar la votación en la que el Govern ha conseguido la admisión a trámite de la Ley de Presupuestos con el apoyo crítico de la

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, felicita al vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, al finalizar la votación en la que el Govern ha conseguido la admisión a trámite de la Ley de Presupuestos con el apoyo crítico de la CUP, que ha prestado dos de sus votos. EFE/Toni Albir

BARCELONA.- El Parlament ha aprobado este martes tramitar los Presupuestos de la Generalitat de 2017 gracias a que 62 diputados de JxSí y dos de la CUP han votado contra las enmiendas a la totalidad que había presentado el resto de la oposición. Los cupaires ya habían avisado de que solo dos de sus diputados se sumarían a JxSí (lo han hecho Eulàlia Reguant y Benet Salellas), por lo que las cuentas se han tramitado por el estrecho margen de dos votos: 64 votos en contra las enmiendas a la totalidad (JxSí y la CUP), 62 a favor (C's, PSC, PP, SíQueEsPot) y las 8 abstenciones del resto dela CUP.

Ahora empieza la tramitación en el Parlament, donde cada comisión deberá abordar los Presupuestos por secciones, y está previsto que el debate final sea a principios de febrero, pendiente de que la CUP decida si da el aval definitivo o si los impide, como ya hizo con las cuentas de 2016.

Consciente de que no tiene los apoyos de los anticapitalistas garantizados, el conseller de Economía, Oriol Junqueras, ha centrado su discurso en destacar el acento social de los Presupuestos, recalcando que prevén un aumento del gasto social de 1.170 euros.

La CUP desconfía de las bondades sociales de sus números, de ahí que Junqueras haya entrado al detalle de los principales departamentos beneficiados por este aumento del gasto: Salud, Enseñanza, Territorio y Sostenibilidad y Asuntos Sociales, Trabajo y Familias.

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant le regala el libro 'L'hora dels voltors', de Josep Manel Busqueta, al vicepresidente Oriol Junqueras ante el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el debate de los Presupuestos de 2017. EFE/Toni Alb

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant le regala el libro 'L'hora dels voltors', de Josep Manel Busqueta, al vicepresidente Oriol Junqueras ante el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el debate de los Presupuestos de 2017. EFE/Toni Albir

"Estamos convencidos de que la justicia social es un pilar absolutamente fundamental de la capacidad futura de Catalunya", ha concluido Junqueras, que en su intervención inicial de una hora no hecho ninguna alusión a los 5,8 millones que las cuentas contemplan para celebrar un referéndum de independencia.

La CUP ha visto en la propuesta de Junqueras unas cuentas "autonomistas que mantienen privilegios" a los que más tienen, ya que no incluyen la reforma fiscal que los 'cupaires' exigen y que fueron una de las claves por las que rechazaron apoyar las cuentas de 2016.

La diputada Eulàlia Reguant le ha recordado que su pacto se sustenta sobre la base, no sólo de celebrara el referéndum, sino de ganarlo, por lo que le han pedido ir "más allá en la propuesta que ha puesto sobre la mesa", porque entienden que sus demandas son las de la mayoría de la ciudadanía para conseguir una república más justa socialmente.

La "tríada" soberanista

Antes las críticas de la CUP, Junqueras ha insistido en la plena coincidencia entre el Govern y los anticapitalistas en la "tríada" del proceso soberanista: impulsar el referéndum; construir el proceso constituyente y materializar un rescate social a través de los Presupuestos de 2017.

El Govern y la CUP deberán negociar ahora un acercamiento de posiciones para tener los apoyos necesarios, y los anticapitalistas fijarán su posición final en una reunión de sus órganos internos prevista para el 28 de enero (el pleno final está previsto para inicios de febrero).

La diputada del PPC, Andrea Levy, en la sesión de debate de los  Presupuestos catalanes para 2017. EFE/Toni Albir

La diputada del PPC, Andrea Levy, en la sesión de debate de los Presupuestos catalanes para 2017. EFE/Toni Albir

El diputado de C's Antonio Espinosa ha acusado al Ejecutivo catalán de presentar unas cuentas de "ficción, en sintonía con la ficción que supone el proceso separatista", y ha exigido que no se destine ni un euro a un proceso independentista que, a su juicio, conllevaría retrocesos e importantes perjuicios para los catalanes.

La diputada Alícia Romero (PSC) ha asegurado que los Presupuestos no priorizan las necesidades sociales de los catalanes ni exigen más esfuerzo fiscal a quienes tienen más recursos, y ha acusado al Govern de fiar la aprobación de las cuentas a la CUP e ignorar al resto de grupos.

Joan Coscubiela (SíQueEsPot) ha acusado al conseller de subir el tono en las negociaciones para sacar adelante las cuentas ejerciendo un "chantaje" sobre la CUP, ya que la estrategia que utilizó con las cuentas de 2016 no le valió porque los anticapitalistas se las tumbaron provocando una crisis con el Govern.

El portavoz del PP, Alejando Fernández, ha llamado al Govern a dialogar con el Gobierno central y dejar de pactar con "la tropa" de la CUP, con el objetivo de tener unos buenos Presupuestos 2017 y mejoras socioeconómicas, y ha asegurado que las cuentas son profundamente anticatalanas.