Público
Público

Otra vuelta de tuerca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nunca antes ha ocurrido que durante el mismo desarrollo de una campaña electoral se terminan de peinar las medidas que van a adoptarse desde los primeros días, como ha urgido Aznar, de la nueva legislatura. Claro que esto es peccata minuta al lado de las movidas que se han cargado los gobiernos de Grecia e Italia en apenas una semana.

Ayer, la Comisión Europea informó que ha corregido a la baja sus previsiones para la economía europea en el periodo 2011-2013, y en lo que se refiere a España, en particular, advirtió que serán necesarios nuevos esfuerzos para asegurar la consolidación fiscal (ajustes, vaya), ya que los objetivos previstos para 2011, 2012 y 2013, habida cuenta de la caída de la actividad y la dificultad de las comunidades autónomas, se van a incumplir, sin medidas adicionales.

La Comisión Europea pide más ajuste y Rajoy promete cumplir

'Los esfuerzos de consolidación fiscal requeridos en 2012 y 2013 para cumplir los objetivos de 4,4% y 3%, respectivamente, no están contemplados. Tomar en consideración esas [adicionales] medidas cambiaría significativamente el panorama para el crecimiento del PIB', señala el informe. Con lo que hay hasta ahora, el déficit fiscal se quedaría en el 6,6% en 2011, el 5,9% en 2012 y el 5,3% en 2013.

Por tanto, las previsiones de crecimiento del 0,7%, 0,7% y 1,4%, respectivamente, para 2011, 2012 y 2013, así como las de empleo, que sitúan la tasa por encima del 20% para los tres ejercicios, deberían sufrir una mayor corrección a la baja si se adoptan medidas adicionales. La Comisión advierte, en relación a 2011, que se han 'adoptado medidas a nivel regional y central, que tendrán efecto en la segunda parte en contener la desviación'. Pero no serán suficientes. 'Incluso se necesitará más acción correctiva para alcanzar el objetivo de este año', señala.

Y a estos esfuerzos habría que añadir los previstos para los dos años siguientes. 'Será necesaria una consolidación fiscal adicional del 1,5% del PIB en 2012 y del 2,3% en 2013 para alcanzar los objetivos', apunta. Es decir: estaríamos hablando de un recorte bianual del orden de los 40.000 millones de euros. Todo esto, claro, si la desviación se limita a sólo 0,6 puntos en 2011. Si, en cambio, el déficit se dispara al 8% en 2011, el ajuste adicional podría alcanzar a 40.000 millones sólo en 2012. Bajo el impacto de las noticias de la crítica situación en Italia y los presuntos planes que circulan sobre la 'nueva Europa' que ha lanzado Angela Merkel, el pasado miércoles, Mariano Rajoy dijo, desde Las Palmas, que garantizaba, caso de ganar las elecciones, el 'cumplimiento con los compromisos', prometió 'corregir el déficit', y defendió la estructura actual del euro.

Un sector del PP ve bien que se renegocien los pactos con Bruselas

Con todo, si se cumple uno de los peores escenarios de la Comisión Europea, a saber, la posibilidad de 'una profunda y prolongada recesión en Europa', las medidas adicionales de ajuste fiscal pueden, simplemente, resultar imposibles de cumplir.

Quizá por ello, hay algunos asesores de Rajoy, según fuentes consultadas, que son favorables a emprender una renegociación de los compromisos con Bruselas para evitar una recesión más intensa de la que parece avecinarse. En línea con la propuesta de Alfredo Pérez Rubal-caba de obtener dos años hasta 2015. Como el cumplimiento es poco menos que imposible, la moratoria será ineludible.