Público
Público

Wert abre la puerta a realizar cambios en su proyecto de reforma educativa

El ministro de Educación calma a las comunidades dándoles un mes de plazo para estudiar sus "sugerencias" y deja en sus manos la posible limitación del derecho a huelga de los alumnos dentro de la LOMCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Una discusión amplia sobre los aspectos medulares de la ley, en un clima constructivo, franco y sincero'. Así ha definido hoy el ministro de Educación, José Ignacio Wert, la reunión que ha mantenido esta tarde con los consejeros de las comunidades autónomas. Pero la que pudo haber sido una tormentosa Conferencia Sectorial de Educación, a la que ninguno de sus miembros acudió para mostrar su apoyo incondicional al anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, terminó con acuerdo. Eso sí, ministro y consejeros sólo consiguieron pactar para retrasar la tramitación de la LOMCE un mes más. 

Wert consiguió, así, calmar el enfado de algunos consejeros que acudieron al acto con la única intención de pedir la retirada total de la nueva normativa. 'La LOMCE no es un proyecto recentralizador, sino clarificador, que son dos conceptos que no tienen nada que ver', declaró el ministro en alusión a sus homólogas en Catalunya y Euskadi, que consideran que la ley invade sus competencias. 'Ese no es el criterio del Ministerio', insistió.

'La LOMCE no es recentralizadora, sino clarificadora', asegura el ministro

No obstante, el ministro -que no llegó a admitir fallos en su reforma- aseguró haber escuchado las 'sugerencias, propuestas y recomendaciones sobre aspectos técnicos de la ley' que sus homólogos autonómicos plantearon y declaró que el objetivo común era 'facilitar el más amplio acuerdo posible'. De ahí, el mes de plazo pactado, durante el que se celebrarán dos reuniones más en el mes de noviembre y una última a principios de diciembre.

'El propio Ministerio quiere enriquecer y mejorar la ley', valoró al término de la reunión una de sus compañeras de partido, la consejera de Madrid, Lucía Figar. El resto de las comunidades gobernadas por el PP, que eligieron como portavoz de la tarde al consejero de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, también aplaudieron la 'disposición y ganas de consenso' de Wert. Y, aunque reconocieron que el borrador 'es mejorable' y que buscan 'enriquecerlo entre todos', negaron el presunto enfrentamiento con el ministro que la semana pasada destapó el diario El Confidencial.

Los conservadores negaron que hubiera conflicto en el partido

'No hemos llegado a ninguna conclusión sobre el derecho a huelga de los alumnos o la libertad de elección de centros, pero les puedo asegurar que nunca ha habido malestar entre nosotros', sentenció el titular gallego del ramo, Xesús Vázquez. De hecho, el propio Wert dejó la puerta abierta a la posibilidad de limitar la normativa que permite a los alumnos faltar a clase para ejercer el derecho de reunión sin que ello tenga consecuencias negativas. Lo que fue denominado por algunos medios y por la propia Lucía Figar, entre otros, como 'derecho a hacer novillos colectivos' -regulado en 1985-  es una 'norma vieja' para el ministro, que dejó en manos de las comunidades su modificación en la LOMCE.

En cuanto a las críticas de las comunidades gobernadas por otros partidos, la invasión de competencias fue uno de los principales temas de la reunión, pero no el único. Las nuevas reválidas que la normativa impone al final de cada nivel educativo (Primaria, Secundaria y Bachillerato), la imposición de contenidos y los nuevos itinerarios de Formación Profesional (FP) que, según algunos consejeros, excluyen del sistema a una parte del alumnado, fueron otros de los temas más polémicos.

'Las comunidades van a tener las competencias en el diseño educativo' de las reválidas

'Algunos tienen discrepancias con algunos enfoques de la ley pero todos perseguimos el objetivo de mejorar la calidad educativa y reducir el abandono escolar', reiteró Wert. 'Las comunidades tenían interés en conocer su grado de participación en los sistemas de evaluación y en hacer más efectivas las pasarelas entre la FP básica, de grado medio y de grado superior e, incluso, entre FP y Bachillerato', explicó. 'Van a tener competencias propias tanto en la gestión como en la parte del diseño educativo que les toca', prometió el ministro en cuanto a la primera cuestión'. En cuanto a la Formación Profesional, Wert reiteró la importancia de aumentar el número de matriculaciones y titulaciones en 'perspectiva a mejorar la empleabilidad de los jóvenes', aunque no se pronunció sobre una posible reforma de este aspecto en la LOMCE.  

Por otro lado, el ministro respondió a las dudas de los consejeros sobre la 'formación, selección y promoción de docentes', asegurándoles que esos aspectos se regularán en un futuro 'Estatuto del Docente no Universitario'. De todas formas, ante la insistencia de los titulares autonómicos, el Ministerio no descarta 'introducir algunos aspectos del estatuto en la propia LOMCE'.

Por último, Wert reconoció que uno de los elementos importantes de la reforma es la 'rendición de cuentas' que exige la ley como la 'cara B' que deben pagar por conseguir una mayor autonomía, 'coherente y recomendada por la OCDE', defendió el ministro. 'Un ránking de centros sólo servirá para segregar a la escuela pública', criticó, por su parte, la consejera andaluza, María del Mar Moreno. 'El sistema educativo debe tender a combinar la calidad y la equidad, y no a buscar clasificaciones entre centros', censuró también la titular asturiana, Ana González.

Pese a las intenciones de Wert de calmar los ánimos de los consejeros autonómicos, no consiguió acallar las inquietudes de algunos de ellos. Mientras su propia compañera conservadora, Lucía Figar, insistió -al término de la reunión- en que 'el derecho a huelga es de los docentes' y no de 'los menores que buscan faltar a clase sin sanción', las titulares de Andalucía, Catalunya y Asturias volvieron a reclamar sus competencias. 

'Nosotros no sólo hacemos críticas a la ley, sino que proponemos alternativas para mejorar la calidad del sistema pero a día de hoy no se ha movido mucho el conflicto con las reválidas y las vías muertas de los itinerarios', lamentó Moreno. 'Le hemos pedido tiempo al Gobierno porque una reforma de este calado no se puede hacer en sólo dos meses', opinó. 'Nosotros seguiremos insistiendo para que haya avances en este mes', aseguró la consejera andaluza.

Su homóloga catalana, Irene Rigau, por su parte, continuó reclamando más competencias autonómicas. 'Catalunya no está pensando en ir hacia atrás sino en obtener más autogobierno', recordó Rigau, que también se comprometió a llevar la norma ante el Tribunal Constitucional si no cambian los términos de la LOMCE tras ese mes de plazo que ha dado el Ministerio.

Por último, la titular de Educación del Principado de Asturias, Ana González, recordó que la medida de Wert 'supone un retroceso ideológico muy profundo que es rechazada por toda la comunidad educativa en su conjunto, alumnado, profesorado y familias'. 'El texto, tal y como está, no es aceptable', concluyó.

Al margen del debate sobre la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, el ministro Wert también fue preguntado sobre la decisión del PSOE que este martes pedirá, en una proposición no de ley, su reprobación como ministro en el Congreso de los diputados. 'Estoy con la tranquilidad de ánimo que da saber que los motivos que se esgrimen no se corresponden con la realidad', se defendió.

El ministro aseguró que leyó el texto de la propuesta socialista y lo tildó de un documento 'poco trabajado' porque contiene 'muchas falsedades'. 'No hay un solo párrafo en que no aparezca una falsedad fáctica, no algo que a mí me parezca falso sino una afirmación que no se corresponde con la realidad', aseguró. Como ejemplo, argumentó que el PSOE le acusa de dialogar 'poco', cuando -según sus palabras- él es el ministro 'que más veces ha convocado conferencias sectoriales' con respecto a sus antecesores 'que llevaban más tiempo en el cargo'.

Asimismo, Wert adelantó que mañana no acudirá al Congreso porque debe acudir a la Conferencia General de Política Universitaria que se celebra a la misma hora.