Público
Público

Wert justifica que los alumnos han sido prioritarios para cambiar los temarios

El ministro achaca al PSOE el "inadmisible fracaso escolar" y minimiza el perjuicio causado a los maestros opositores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, ha vuelto a defender la derogación de los nuevos temarios de oposiciones a maestros y lo ha hecho ante las preguntas de la oposición en la sesión de control al Gobierno.

Wert ha argumentado esta vez que la vuelta a los contenidos de 1993 se hizo teniendo en cuenta a los opositores, pero principalmente a los alumnos 'que se merecen el mejor sistema educativo posible'.

Wert ha añadido que, entre otras, tiene la misión de 'intentar enmendar un porcentaje inadmisible de fracaso escolar' que ha achacado a la política educativa del anterior Gobierno, ha dicho en respuesta a las preguntas de los diputados del Grupo Socialista.

Los diputados Mario Bedera y María José Vázquez han trasladado al ministro de Educación sendas preguntas sobre la modificación de los temarios de las oposiciones de docentes, y los perjuicios que se causa a los opositores.

Bedera ha dicho que el ministro 'ha frivolizado un asunto muy serio', que los opositores están 'muy indignados' y que no tenía razones para derogar los temarios 'salvo castigar con el boletín a las comunidades que quieren sacar oposiciones'.

Para el ministro, ese sistema no es el más apto para seleccionar a los mejores: 'Nosotros queremos coherencia, se va a cambiar el sistema y se van a cambiar los temarios, y mientras tanto se repone lo anterior'.

'De lo que tenemos que hablar es de cómo se respeta mejor el principio de mérito y capacidad en el acceso a la función pública', ha dicho el titular de Educación, que ha explicado que el sistema actual da lugar a que un aspirante con resultados mucho mejores en la fase de oposición no obtenga plaza por falta de méritos en la fase de concurso, y lo contrario, un aspirante con peores resultados puede pasar a otro con mejores.

Sin embargo, con la vuelta a los temarios de 1993 no se cambia el sistema de acceso a las plazas públicas de maestro, ya que dicho proceso de selección se recoge en un real decreto de 2007 y que hoy en día sigue vigente.

El ministro ha achacado al Gobierno del PSOE que aprobó la LOE en 2006 y se comprometió a aprobar los nuevos temarios, pero se mantuvieron los de 1993 hasta el 15 de noviembre de 2011, y finalmente tres días antes de las elecciones decidieron cambiarlos, obviando años de trabajo de los opositores.

Wert ha lamentado 'sinceramente' el perjuicio que se ha podido causar a los opositores que han estudiado el nuevo temario, desde el 18 de noviembre, dos meses y medio, 81 días, además si se tiene en cuenta que el 19 de diciembre se publicó una corrección de errores al temario, de 66 páginas, 'el perjuicio se queda reducido a 50 días'.

Lo que Wert no detalla es que las academias de oposiciones ya contaban con borradores de los nuevos temarios desde el verano de 2011, que habían facilitado a los alumnos para que los fueran teniendo en cuenta.

El ministro, en respuesta a la diputada socialista Pilar Alegría, ha dicho que toma sus decisiones con rigor y que prefiere 'tomar algún riesgo y hacer lo que debe hacerse' a la estrategia que achacó a su interpelante 'de no hacer nada'.

Ha destacado el compromiso del Gobierno 'con una estrategia de calidad y con una estrategia de mejora de resultados' que sea equitativa, para que las distintas autonomías, particularmente aquellas que sufren una situación de desventaja, puedan recuperar el tiempo y el espacio perdido.

También ha precisado a la diputada socialista que 'en ningún caso' ha hecho ninguna afirmación en descrédito de la educación en Andalucía, y que se ha limitado 'a reflejar unos datos que están en un informe en el que sale Andalucía y se llama el informe Pisa', que se hace por una instancia objetiva. 'No es mi culpa que la inversión por alumno en Andalucía sea la más baja, y sea la mitad de la que se da en otras comunidades', ha añadido el ministro de Educación.