Público
Público

Wert miente para justifcar la eliminación de Ciudadanía

El ministro descontextualiza un texto anticapitalista de un libro que nunca fue vendido como libro de texto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, se abstuvo el pasado martes en el Congreso de leer la cita que llevaba preparada de un supuesto libro adoctrinador de Educación para la Ciudadanía que, en su opinión, justifica la eliminación de la asignatura. Pero, ayer, durante una entrevista en lo que fue su lugar de trabajo como tertuliano la Ser, no se contuvo: 'Los capitalistas son como ratones que corren en la rueda cada vez más deprisa'. Wert citó un extracto de Educación para la Ciudadanía. Democracia, Capitalismo y Estado de Derecho (2007, Akal), un libro agitado por los grupos de ultraderecha contra la asignatura pero que no es un libro de texto.

La editora del libro mostró su indignación ante la cita del ministro y aclaró en un comunicado que el tomo en el que se ha fijado Wert 'no es un libro de texto ni un manual para el alumno, sino un ensayo en el que se ofrece una visión crítica de la citada asignatura'. Los autores del ensayo: Carlos Fernández Liria, Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, vinculados a la enseñanza de la Filosofía, criticaban la falta de profundidad filosófica de la materia. De hecho, llegaron a convocar una manifestación en 2004 contra la asignatura.

Pese a las explicaciones de Akal, el Ministerio de Educación no se retractó ni negó haber utilizado un libro ajeno a la polémica. 'Akal debe explicar cuál es la utilidad del libro, porque está ubicado en la colección Biblioteca del Aula y ha podido ser utilizado por los profesores como un libro de apoyo para la enseñanza de la asginatura', aseguraron fuentes del departamento de Wert. La editorial Akal razonó que habían editado un libro de texto al margen del ensayo en el que no se incluyen textos anticapitalistas.

El texto, que, según el ministro, tenía como objetivo adoctrinar en el socialismo a los adolescentes, 'es una paráfrasis de Immanuel Wallerstein, tomada de un pasaje de su libro El capitalismo histórico, en el que el autor estadounidense, a su vez, se inspira en una imagen de John KennethGalbraith, premio Nobel de Economía'. Así lo explicó Akal en el comunicado en el que incluye la cita completa donde se critica al capitalismo por llevar al agotamiento de los recurso naturales, entre otrosargumentos de reflexión.

El Supremo dejó abierta en 2009 la impugnación de manuales concretos

El subdirector de la editorial, Jesús Espino, anunció ayer que, tras las declaraciones de Wert, la editorial está sopesando 'todas las posibles acciones' que puedan llevar a cabo. 'Indudablemente, algo haremos, porque no es lógico que desde altas esferas institucionales se cometan estos lapsus, puestos entre comillas, y dicho para ser generosos', denunció Espino, informa Guillermo Rodríguez.

La elección de la cita no es casual. El libro escogido es uno de los más criticados por los grupos de ultraderecha, pero no aborda la gran cuestión que ha rodeado a la asignatura de la polémica. Son las relaciones sexuales y la inclusión del matrimonio gay como un tipo más de familia actual los contenidos que ocuparon las denuncias de asociaciones como ultracatólicas como Profesionales por la Ética, España educa en libertad u Objetores.org, que agitaron la protesta tanto a través de la promoción de la objeción como en los juzgados con denuncias.

La impugnación judicial contra un manual que más lejos llegó fue la que presentaron unos padres de Huelva contra la editorial McGrawHill.Sin embargo, Wert no utilizó este libro para justificar que la asignatura trata de adoctrinar a los niños. El Tribunal Supremo negó en 2009 tal extremo y declaró ilegal la objeción de conciencia a la asignatura. Además del libro de McGrawHill, el otro manual que fue impugnado, aunquela protesta no llegó al Supremo, fue el de la editorial Casals, que aseguraba que las parejas gays eran respetables, pero no eran matrimonio.

'Los padres objetores podemos, por tanto, felicitarnos si la nueva asignatura respeta en sus objetivos, contenidos y criterios de evaluación la necesaria neutralidad ideológica y el respeto a los derechos paternos para educar a nuestros hijos según los principios morales y religiosos que consideremos convenientes, sean estos cuales sean', se felicitó ayer en un comunicado España educa en libertad. Este colectivo hace especial hincapié en los contenidos religiosos y morales.

Quién sí acudió de manera tramposa al ensayo citado de Akal fue la Fundación Faes, en un documento de octubre de 2007 crítico con la asignatura titulado El catecismo del buen socialista. ¿Educación para la ciudadanía? Lo que Zapatero obliga a enseñar a nuestros escolares. 'El problema del ministro es que se ha olvidado en un estudio de que ya ha dejado su condición de tertuliano. Antes acudía a la Ser a defender los argumentos de Faes y ahora es ministro de Educación', denunció el presidente de la Fapa Giner de los Ríos, José Luis Pazos.

El argumento del ministro fue utilizado por Faes en octubre de 2007

El texto de la Fundación Faes llega a decir que la asignatura pretende justificar el terrorismo. 'Lo único que parece importarle es implantar una asignatura obligatoria de claro contenido doctrinario y político. Zapatero dice que en Educación para la Ciudadanía se enseñan valores constitucionales y derechos humanos, pero no dice la verdad: los manuales elogian las dictaduras comunistas, califican de democracias los regímenes de Stalin y Lenin, critican el pensamiento liberal, justifican el terrorismo islamista y exaltan la figura del propio Zapatero', dice el primer párrafo del informe de la fábrica de ideas del PP.

'Aquel documento era un panfleto en el peor sentido de la palabra, pero es la fuente de donde bebe el ministro. De tanto repetir las mentiras, se las han acabado creyendo', critica Pazos, que preside la asociación mayoritaria de padres de alumnos en Madrid. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que pasó de alentar al boicot de la asignatura a acatarla, no dudó ayer en felicitar la decisión del ministro: 'Hay quienes se consideran con el derecho a educar a nuestros hijos'. La exministra de Educación detalló que, de todas las medidas que había anunciado el ministro, esta le parecía la 'más acertada', informa Efe.

El Tribunal Supremo zanjó el 28 de enero de 2009 la polémica con una sentencia al respecto de las objeciones de conciencia. El Alto tribunal dejó abierta la posibilidad de que los padres recurrieran algunos manuales concretos: aquellos que sí invadan el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus valores morales y religiosos. El fallo dejó claro que la asignatura, tal y como estaba diseñada por los decretos del Gobierno, no afectaba al derecho de los padres a elegir la educación moral de sus hijos.

El Supremo interpretó que la asignatura podía ser impartida con suficiente libertad por parte de los profesores y editoriales. De hecho, la mayor parte de los manuales ni siquiera mencionan el matrimonio homosexual. El entonces portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, anunció al conocer la sentencia que su partido 'seguiría dando la batalla contra el adoctrinamiento de los hijos'.