Público
Público

Wert salva su reprobación en la distancia

Sólo Foro de Asturias y UPN apoyan al PP en el rechazo a la petición del PSOE de censurar al ministro de Educación, ausente en el Congreso, por querer "españolizar a los alumnos catalanes". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una semana después de que sindicatos, estudiantes, profesores y familias pidieran en la calle la dimisión del ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, hoy ha tomado el relevo la clase política. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha pedido en el Pleno del Congreso la reprobación del ministro por querer 'lapidar' la Educación y la Cultura y hacer de ambas 'un laboratorio para experimentar con recetas anticrisis'.

Aunque en un principio, CiU, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), PNV, ERC y BNG estuvieron a favor de la propuesta y PP y UPyD, no; finalmente han sido Foro de Asturias y UPN los únicos que han votado en contra. El resultado final de la votación ha sido de 184 votos en contra (PP, UPN y Foro de Asturias), 142 a favor y 5 abstenciones (UPyD).

El PSOE solicitó, a través de una proposición no del ley, la reprobación de Wert el pasado 11 de octubre, después de que éste afirmara el día anterior que el interés del Ejecutivo es 'españolizar a los alumnos catalanes'. 'Reprobamos al ministro por su obsesión por adoctrinar a los alumnos catalanes, que no necesitan ser españolizados, sino que necesitan aulas, profesores y futuro. Necesitan respeto', ha sentenciado Valenciano.

Wert no ha acudido al pleno del Congreso ya que, según su agenda, tenía que presidir el Consejo de Política Universitaria, por lo que la diputada de Izquierda Alternativa, Caridad García, se ha referido a él en todo momento como 'ministro ausente'.  Valenciano también ha criticado la ausencia de Wert en la Cámara baja, según ella, 'un desprecio más' de un ministro que ya ha sido 'reprobado por alumnos, padres, maestros, universitarios, artistas, público, sindicatos y patronales, y cerca, ha estado', ha remarcado Valenciano, 'de ser reprobado por el PP'. 'El ministro Wert ha conseguido que todo el mundo esté en su contra, sólo por eso debería dimitir', ha coincidido García, que ha calificado a Wert de 'mediópata' porque 'cada vez que habla sube el pan'.

Alfred Bosch, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), añadió que además de 'subir el pan', 'suben las estrellas de las banderas independentiestas' porque el ministro, con sus declaraciones, deja claro que 'los alumnos catalanes no son españoles'. Joan Valdoví, de Compromís, tachó a Wert de 'portavoz ultraconservador del Gobierno' y auguró que por eso 'será el primero en caer'.

'Rechazamos su gusto por la polémica estéril, altanería e incapacidad para el diálogo de Wert', ha remarcado Valenciano, 'reprobamos sus actitudes hostiles hacia la comunidad educativa y hacia los creadores, hacia todos los que no piensan como él'. El PSOE también ha criticado la 'nostalgia' del ministro hacia el modelo educativo de su infancia, que era 'excluyente, clasista y segregador', en referencia a la reforma educativa que plantea con la LOMCE . 'Wert nos ha ido mostrando la escuela con la que sueña, una educación en la que el futuro está determinado por el dinero de los padres. El sueño de Wert se está convirtiendo en la pesadilla de muchos españoles', ha rematado la número dos del PSOE.

En defensa del minsitro, Sandra Moneo (PP) ha destacado que Wert 'se ha atrevido a decir lo que informes nacionales e internacionales vienen denunciado desde hace tiempo: que la LOGSE ha fracasado y que la inversión no se ha traducido en una mejora de los resultados'.