Público
Público

Doñana Ecologistas piden declarar "en riesgo" el acuífero de Doñana tras un nuevo informe

La organización ecologista WWF habla de "pésima situación" en la que se encuentra el entorno natural, según el informe que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

Ecologistas piden declarar "en riesgo" el acuífero de Doñana tras un nuevo informe. EFE

La organización ecologista WWF cree necesario declarar "en riesgo" el acuífero del Espacio Natural de Doñana dada la "pésima situación" en la que se encuentra, según el informe que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) dio a conocer en el Consejo de Participación de Doñana.

Así lo va a pedir hoy en la Comisión de Aguas del Consejo y, en unos días, en el pleno de este órgano, con el objetivo de que se apliquen las medidas que prevé la Ley de Aguas.

Según ha informado WWF en un comunicado, estas medidas pasan por poner fecha a las actuaciones para recuperar el acuífero, con un plan que incluya el cierre de todos los pozos ilegales y un control más estricto sobre las extracciones de agua en la zona.

Ese informe sobre el estado del acuífero de Doñana de la CHG, del año hidrológico 2015-2016, acaba de ser publicado en el área documental del Espacio Natural Doñana, un día después de la reunión de UNESCO en la que se discutía sobre la conservación de Doñana, a pesar de este fechado en abril de 2017, algo que, según WWF, es "un hecho grave y una muestra de falta de transparencia".

En el informe se recoge el nivel en el que se encuentra el agua subterránea en distintos puntos del gran acuífero de Doñana (Unidad 05.51 Almonte-Marismas), que se extiende bajo el parque y buena parte de los municipios del entorno.

Según dicho documento, la situación de la masa de agua subterránea es peor que a la que correspondería a un año de lluvias normal, como fue 2015-2016, y mantiene 3 de las 5 zonas del acuífero en mal estado cuantitativo.

Además, el 36 % de los medidores de agua subterránea reflejan la situación de "en alarma", destacando en toda la zona donde se concentra la agricultura intensiva de regadío (ámbito del Plan de la Corona Forestal de Doñana y la zona conocida como Los Hatos).

Según WWF, esta situación es el "fruto de la inacción de las administraciones andaluza y española, que siguen sin actuar con urgencia y contundencia para cerrar los cultivos y pozos ilegales que secan Doñana".