Público
Público

La Xunta podría ordenar el derribo de la casa del líder socialista gallego

Pachi Vázquez se niega a abrir la puerta a los inspectores de Feijóo para comprobar unas supuestas obras irregulares y denunciará a Medio Ambiente por prevaricación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, ha mantenido este miércoles que el líder socialista, Manuel Pachi Vázquez, podría tener que demoler su vivienda, ya que se niega a abrir sus puertas para que los técnicos verifiquen las obras realizadas.

La persecución al secretario general del PSdeG, llevada a cabo por el PP con la inestimable ayuda de la derecha mediática, obedece a unas supuestas obras irregulares en 2006 en la casa familiar en la que vive desde hace 27 años en el Ayuntamiento de San Amaro, en Ourense. Vázquez solicitó licencia para reparar un tejado en la casa y, aunque aprovechó la oportunidad para reparar y rehabilitar parte de la vivienda (para lo cual acabó solicitando el correspondiente permiso), asegura que en ningún caso amplió ni sus metros cuadrados ni sus plantas.

Sin embargo, el PP lleva ya tiempo impulsando la idea de que ha ampliado su casa hasta convertirla en una 'mansión' y la propia Xunta, en manos de los conservadores, amaga con ordenar el derribo de la supuesta ampliación. En todo caso, Hernández ha matizado que la decisión dependerá de 'los técnicos' de su departamento.

El titular de Medio Ambiente, tras reunirse con representantes de las localidades coruñesas de A Pobra do Caramiñal y Ribeira, ha considerado 'sorprendente' que el jefe de filas del PSdeG 'no preste colaboración' con la administración a la que 'él solicitó' la apertura de un expediente que le permitiese 'legalizar' unas obras que la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) 'determinó que eran ilegales'.

'Se le dieron tres meses para que decidiera reponer la legalidad o legalizar y, en agosto, el señor Vázquez decidió legalizar', ha recordado, para subrayar que los técnicos del servicio de Urbanismo en Ourense serán quienes decidan 'el camino a seguir'. Así, si deciden 'no seguir por el camino de la legalización', Vázquez 'deberá reponer la situación anterior que tenía antes de hacer las obras' en su domicilio familiar. Todo ello, tal y como ha puntualizado Hernández, siempre y cuando 'un contencioso' no diga 'lo contrario' a la 'resolución firme' que planteen los técnicos de su departamento en relación con la casa del dirigente socialista en el municipio ourensano de San Amaro.

Al margen de ello, preguntado sobre las querellas que el secretario xeral del PSdeG avanzó este martes que presentaría contra el Ayuntamiento de San Amaro, la Consellería de Medio Ambiente y su titular para denunciar 'prevaricación y abuso de poder', Hernández ha opinado que 'se equivocó'.

'Se equivocó cuando hizo obras que no se ajustaban a la petición de obra que hizo, se equivocó la semana pasada cuando faltó al respeto y utilizó palabras no adecuadas contra el presidente y contra mi persona y ayer se volvió a equivocar', ha sentenciado, en alusión a las denuncias planteadas 'porque unos funcionarios técnicos hagan un trabajo y completen un expediente que él solicitó que se hiciera'.