Público
Público

La Xunta señala "tres focos" en el incendio de Fornelos

El informe de la Consellería do Medio Rural apunta a que el fuego en el que murieron dos brigadistas fue "intencionado" y "criminal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El informe elaborado por la Consellería do Medio Rural, que será remitido este mismo lunes al Juzgado de Instrucción Número 2 de Redondela (Pontevedra), concluye que el fuego en que fallecieron dos brigadistas en el municipio pontevedrés de Fornelos de Montes se originó 'en tres focos distintos' y con una 'ignición simple', lo que apunta a que se trata de un incendio 'intencionado' y 'criminal'.

En rueda de prensa los conselleiros de Medio Rural y Presidencia, Samuel Juárez y Alfonso Rueda, respectivamente, ofrecieron los datos del documento elaborado por la Xunta, que confirma que el desencadenante fue el 'cambio súbito' del viento, y defendieron en todo momento la preparación de los brigadistas y la dotación de medios del Gobierno gallego.

Juárez que el cambio de viento llevó a desorientar a los agentes que partieron 'hacia otro lado' y por ello perdieron el contacto con sus compañeros. Ambos dirigentes autonómicos volvieron a reclamar la colaboración ciudadana y que se 'redoblen' los esfuerzos de todas las instituciones para acabar con la actividad incendiaria.

El incendio de Fornelos ha calcinado 95,8 hectáreas

La Xunta ha dado por extinguido el incendio forestal tras haber calcinado 95,8 hectáreas, según informaron fuentes de Medio Rural. Además de este incendio, el departamento autonómico ha dado por extinguido otro fuego en el mismo ayuntamiento y otros dos más en el municipio de Manzaneda (Ourense), tras haber ardido más de veinte hectáreas en cada uno de ellos.

Según Medio Rural, que sólo informa de los incendios que están activos de más de veinte hectáreas, en estos momentos hay dos de estas características en Negreira y Porto do Son (A Coruña). Las mismas fuentes han indicado que, además, hay otros dos incendios controlados en Vimianzo (A Coruña) y Sober (Lugo), aunque aún no han podido ser extinguidos.

En el de Sober, en pleno enclave de la Ribeira Sacra, entre las provincias de Lugo y Ourense, en los conocidos cañones del Sil, el fuego ha calcinado unas 180 hectáreas en los tres últimos días.