Público
Público

Ya sólo quedan nueve

La Policía detiene a uno de los 10 delincuentes más buscados por la justicia británica horas después de hacerse pública su foto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Horas. Ese es el tiempo que ha necesitado la Policía española para detener a uno de los diez delincuentes que aparecían en la lista de los más buscados por la Justicia británica que hicieron pública este lunes en Alicante la Agencia británica contra el Crimen Organizado Grave (SOCA, en sus siglas en inglés) y la organización no gubernamental Crimestopper.

Everardus Wijtvliet, un holandés de 29 años acusado de intentar introducir en el Reino Unido un alijo de cocaína y heroína, fue detenido en las inmediaciones del Puerto de la Cruz (Tenerife) por agentes del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) y del Grupo de Localización de Fugitivos.

Wijtvliet, que tenía en vigor una Orden Europea de Detención, era buscado por las autoridades de Londres desde julio de 2009, cuando uno de los integrantes de su banda fue detenido en el puerto de Dover, al sureste de Inglaterra, cuando conducía un camión con remolque en el que transportaba una importante cantidad de droga oculta en tubos metálicos. Un posterior registro de la policía holandesa en el domicilio del ahora detenido en este país reveló la existencia de los útiles necesarios para habilitar los lugares donde ocultar alijos.

Junto a Wijtvliet, en la lista de los delincuentes más buscados por el Reino Unido aparecen otros cuatro narcotraficantes, dos acusados de asesinato, un pederasta y dos atracadores. Entre ellos se encuentra Anthony Fraser, nieto de un famoso jefe mafioso del sur de Londres y al que las autoridades británicas consideran su heredero. Se le busca como responsable de un alijo de dos toneladas de marihuana que fue interceptado.

El cartel forma parte de la sexta edición de la bautizada como ‘Operación Captura' con la que el SOCA y Crimestopper buscan recabar la colaboración ciudadana para localizar a aquellos delincuentes de los que existen sospecha que se pueden ocultar en España, país donde reside de modo permanente casi un millón de británicos y veranea otros 15 millones. De los 50 rostros difundidos en las cinco ediciones anteriores de esta iniciativa, al menos 38 criminales han sido detenidos, más de la mitad en territorio español.