Publicado: 10.04.2015 17:06 |Actualizado: 10.04.2015 18:50

Los yihadistas querían
secuestrar y degollar
en España al estilo
del Estado Islámico

Quierían raptar a una persona, ponerle un mono naranja, hacerle una entrevista y degollarle mientras lo grababan. El presunto líder de la célula yihadista se alió con un conocido nazi para atentar contra sinagogas y comercios judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Llegada a la Audiencia Nacional de los furgones que trasladan a los once detenidos en la operación de los Mossos d'Esquadra contra una supuesta célula yihadista que planeaba atentar en Cataluña para tomarles declaración. EFE/Sergio Barrenechea

Llegada a la Audiencia Nacional de los furgones que trasladan a los once detenidos en la operación contra una supuesta célula yihadista . EFE/Sergio Barrenechea

BARCELONA.- La célula yihadista desarticulada en Catalunya pretendía secuestrar a una persona en España, ponerle un mono naranja, hacerle una entrevista y degollarle mientras lo grababan al estilo del Estado Islámico (EI), diciendo en el vídeo que lo mismo que hacen en Irak o Siria lo pueden hacer en Occidente.

Según han informado hoy fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la célula —autodenominada Fraternidad Islámica para la Predicación de la Yihad, liderada por uno de los detenidos, el peluquero Alí, y para la que ya habían diseñado un logo (una metralleta y un machete)—, planeaba también, a efectos de financiación, secuestrar a la directora de una entidad financiera para pedir un rescate.



Todos estos planes se encontraban en "fase embrionaria", ya que ni siquiera tenían el mono naranja con el que pretendían vestir al secuestrado para degollarle y solo se conoce sus intenciones por conversaciones que les fueron interceptadas.

No obstante, los detenidos contaban ya con un "arsenal bélico" compuesto por una granada en perfecto estado, armas de fuego, cuchillos de grandes dimensiones, un machete guardado en un estuche, así como manuales manuscritos para la fabricación de artefactos explosivos. De hecho, se les han intervenido sustancias compatibles con esas recetas de explosivos tales como azufre y nitrato potásico.

 

A punto de atentar contra una librería judía

El presunto líder de la célula, Aalí el Peluquero, aseguró en una reunión que estuvo a punto de atentar contra una librería judía en Barcelona junto a un conocido suyo y cliente de su peluquería de ideología nazi.

El presunto líder de la célula yihadista se alió con un conocido nazi para atentar contra sinagogas y comercios judíos

Según el auto, el presunto cabecilla, el español converso Antonio Sáez Martínez que se hacia llamar Aalí, propuso en una reunión del grupo atentar en España y, según testigos protegidos, estuvo a punto de poner una bomba en una librería judía de Barcelona de nombre "La piedra" o similar, en unión con su conocido de ideología nazi Diego José Frías, que ha también ingresado en prisión.

En las reuniones habría propuesto diferentes objetivos como sinagogas o locales judíos, así como contra fuerzas y cuerpo de seguridad del Estado y el Parlament de Cataluña, para lo que sugirió que podrían usar una furgoneta en la que fueran ellos camuflados con armas largas y granadas de mano.

También planteó, según los testigos, atacar a "los peces gordos", refiriéndose, dice el auto, "al asesinato de políticos y ataques a estamentos oficiales tales como el Parlament".

El fiscal pide prisión 

La Fiscalía ha pedido el ingreso en prisión para siete de los yihadistas detenidos, mientras que ha solicitado la libertad para otros tres y el undécimo, un menor de edad, ingresará en un centro de reforma.

La fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado ha pedido su ingreso en la cárcel por delitos de pertenencia y colaboración con organización terrorista, depósito de armas de guerra y depósito de municiones.

La Fiscalía pide el ingreso en prisión para siete de los yihadistas y libertad para otros tres. El menor de edad pasará a un reformatorio

Lo ha hecho después de que el juez Santiago Pedraz les haya tomado declaración a lo largo de la mañana y ahora el magistrado tendrá que decidir sobre su solicitud, han informado fuentes jurídicas.

Para otros tres, incluida la única mujer detenida, la Fiscalía ha solicitado su puesta en libertad bajo diferentes medidas cautelares como la prohibición de salir de España o la comparecencia periódica en un juzgado.

El juez central del Menores, José Luis Castro, ha decretado el ingreso en un centro de reforma en régimen cerrado durante seis meses para el undécimo detenido, menor de 17 años.

A los once detenidos el pasado miércoles en la llamada operación Caronte les fueron intervenidas en sus móviles fotografías de instituciones públicas de Barcelona, entre ellas del cuartel de la Guardia Civil de Sant Andreu De La Barca, así como una granada y munición.