Público
Público

Zapatero abraza la "causa justa" del pueblo palestino

El presidente respalda a la ANP en el diálogo directo recién iniciado con Israel, que espera que cumpla con la "justicia histórica" que se debe a Palestina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Zapatero ha dado su 'más firme apoyo' al pueblo palestino en el marco del diálogo recién iniciado en Washington entre israelíes y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), dos décadas después de encuentros infructuosos.

El presidente del Gobierno, en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de la ANP, Salam Fayad, ha alabado la 'capacidad de diálogo, la flexibilidad y la búsqueda de la paz desde la paz en pro de una solución justa desde el compromiso y desde el acuerdo' que ha demostrado la Autoridad Palestina en todo este tiempo.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo español ha defendido la 'causa justa' de Palestina para un diálogo que espera que 'concluya bien y que cumpla con la justicia histórica para Palestina. Que concluya con unas reglas de convivencia con todos los países y, especialmente, con Israel'.

'La paz en Oriente Próximo es, en gran medida, la paz en el mundo'

Zapatero, que en todo momento ha dejado claro que Palestina debe contar con el respaldo de España para las negociaciones de paz y para el fortalecimiento de la ANP en el liderazgo entre palestinos, ha añadido que 'la gran mayoría de los países esperan la paz y esperan también el nacimiento de un Estado Palestino dentro de una convivencia justa y razonable'. 'La paz en Oriente Próximo es, en gran medida, la paz en el mundo', agregó durante su comparecencia.

Para finalizar, el presidente del Gobierno recordó que España lleva tres décadas dando 'apoyo político, de cooperación y económico' al pueblo palestino. 'Nos hemos convertido en uno de los principales donantes para la ANP de cara a ayudar a construir una sociedad democrática, libre, donde prime el estado de derecho', concluyó.

Por su parte, Fayad insistió en la necesidad de recuperar para el estado palestino el territorio de 1967, lo que implica la salida de Israel de las zonas ocupadas y el fin de los asentamientos, a los que se refirió como un 'obstáculo destructivo' para el proceso de diálogo.

'España no reconocerá cualquier modificación a las fronteras anteriores a 1967'

Ambos mandatarios se mostraron de acuerdo en que la Unión Europea debe tener un 'papel mayor' en el diálogo directo impulsado por Estados Unidos. Cuando las condiciones indiquen que puede ser un factor positivo para coadyuvar a la paz se convocará, añadió el presidente español, la Cumbre Euromediterránea, para la que aún no hay fecha fijada ni confirmación de presencias más allá de la de los países directamente concernidos.

El Gobierno y la ANP han suscrito una declaración política para apoyar que las negociaciones con los israelíes incluyan las fronteras, Jerusalén, los refugiados, la seguridad, los asentamientos y el agua. Ambas partes creen que el diálogo debería conducir en un año al fin de la ocupación israelí y la creación de un Estado Palestino Independiente.

'España no reconocerá cualquier modificación a las fronteras anteriores a 1967, incluyendo las referidas a Jerusalén, más que aquellas que se acuerden por israelíes y palestinos', según el texto suscrito.

Salam Fayad llegó hoy a Madrid para participar en la reunión de alto nivel hispano-palestina acompañado de sus ministros de Exteriores, Interior, Agricultura, Economía, Planificación y Turismo.

La reunión había sido prevista durante la presidencia española de la UE  

La cumbre, prevista durante la presidencia española de la UE, fue pospuesta para intentar dar tiempo a las conversaciones indirectas que habían iniciado israelíes y palestinos. El Ejecutivo mantiene su esperanza de que puedan reanudarse en noviembre en Barcelona.

A principios de julio, Zapatero recibió en La Moncloa al enviado del Cuarteto para Oriente Medio, Tony Blair, y se mostró optimista sobre la posibilidad de dar pasos hacia la paz, después de que Israel decidiera dar ciertos gestos de suavizar el bloqueo sobre Gaza.