Público
Público

Zapatero se afianza como aliado europeo de China

El presidente se compromete ante el primer ministro a ejercer como mediador ante la Unión Europea para flexibilizar la restrictiva política de visados hacia el país asiático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Los amigos manifiestan su amistad con hechos'. Esta declaración de principios, realizada el lunes por José Luis Rodríguez Zapatero a las pocas horas de comenzar el tercer viaje de su mandato a China, marcó la reunión que el presidente del Gobierno celebró en Pekín con el primer ministro Wen Jiabao como colofón a la primera parte de su minigira asiática, que hoy proseguirá, ya con carácter de visita oficial, en Japón.

Si China ayudó a España a superar la crisis de la deuda que en la primavera puso a nuestro país al borde del precipicio financiero, Zapatero se comprometió ayer con su homólogo a ejercer de embajador ante la Unión Europea para que flexibilice la política de visados hacia este país,que lastra los intercambios de todo tipo.

Jiabao alaba la política económica de Zapatero frente a la crisis

Jiabao reiteró a Zapatero la consideración que tiene de España como 'el mejor amigo de China en la Unión Europea' y recordó que, durante la mencionada crisis, el español fue el primer gobernante europeo al que llamó. Ocurrió el día 11 de aquel mes, el mismo en el que en la Moncloa se recibió también una llamada del estadounidense Barack Obama.

Entonces hubo versiones que consideraron estas llamadas de apoyo y otras de inquietud. Los hechos a los que aludía Zapatero fueron que, en julio, China compró bonos del Tesoro español por un importe que, según las fuentes de referencia, oscila entre 400 y 1.000 millones de euros, hasta situar en manos chinas aproximadamente el 10% de la deuda pública española.

El Gobierno chino se compromete a reforzar y equilibrar los intercambios

Ayer, según la versión facilitada por fuentes gubernamentales de una entrevista que al no tener carácter oficial sólo tuvo cobertura gráfica, el primer ministro de la potencia económica que se disputa con Japón el segundo puesto del ránking mundial, alabó la reacción de Zapatero: 'Hoy compruebo con satisfacción y con admiración el efecto positivo de las eficaces medidas adoptadas y la recuperación de la confianza económica en España'.

Para corresponder con hechos, Zapatero se comprometió con Jiabao a defender en el horizonte de la próxima cumbre Unión Europea-China, que se celebrará en octubre en Bruselas, un cambio de perspectiva que permita establecer 'una nueva relación estratégica basada en la confianza mutua'. Para China, la política restrictiva de visados que mantiene la UE corresponde a una época ya superada,hasta el punto de que no se le reconoce la condición de economía de mercado, y estas tesis tendrán como abogado europeo al presidente del Gobierno español.

La entrevista, como todo el programa de la minigira asiática del presidente, tuvo un contenido de marcado acento económico. Según la versión facilitada por fuentes gubernamentales españolas, el primer ministro chino planteó cuatro ámbitos concretos para potenciar 'de manera sustancial' los vínculos económicos entre los dos países, con el compromiso de incrementar de forma notable las compras a España para 'equilibrar' una balanza que se inclina netamente del lado del gigante asiático. El objetivo establecido es elevar el comercio bilateral hasta 40.000 millones de euros en 2011.

Zapatero prepara un plan específico para atraer el turismo chino

Jiabao extendió el compromiso de reforzar la relación comercial al ámbito de la inversión, especialmente en el campo de las energías renovables y las tecnologías de eficiencia energética, pero también en los de la industria aeroespacial y biotecnológica. Para mejorar la cooperación, en octubre se reunirá la comisión bilateral que ya existe para asuntos económicos y comerciales, y a su agenda se incorporarán las cuestiones relacionadas con el turismo.

Por un fuerte crecimiento del turismo chino hacia España pasan buena parte de las expectativas del Gobierno de intensificar los flujos económicos. Pero, como advirtieron ayer a Zapatero los tour operadores con los que se reunió, la oferta de sol y playa no se acomoda a sus gustos y la política europea de visados, de nuevo los visados, no facilita los trámites. El presidente les anunció la próxima puesta en marcha de un plan específico para promocionar el turismo cultural, de naturaleza y deporte.

El presidente prosigue hoy en Japón su mini gira asiática

Zapatero y Jiabao también acordaron reforzar los lazos culturales. A este fin, el presidente español destacó la voluntad de acelerar los trámites para crear un nuevo Instituto Cervantes en Shanghai ya hay uno en Pekín y el Centro Cultural Chino en Madrid.

Por lo pronto, según le confirmó el primer ministro, la presencia en la Expo de Shanghai ha multiplicado la curiosidad de los chinos por España, que para la mayoría resulta un país desconocido. El pabellón españolha recibido ya cuatro millones de visitantes.

Para abrir nuevas expectativas de inversión y despejar las incertidumbres creadas en torno a la fortaleza y posibilidades de la economía española, el presidente del Gobierno se reunió también con periodistas chinos especializados en asuntoseconómicos.