Público
Público

Zapatero asegura que el proyecto del Gobierno es "equilibrado"

A las empresas "les da más posibilidades de adaptarse" y a los trabajadores se les "mantiene la red de derechos", sostiene el presidente del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Habían hablado sindicatos, CEOE y el resto de partidos, pero faltaba el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la revelación ayer del proyecto para la reforma laboral.

Zapatero ha defendido el texto (consulta sus puntos clave), fruto de 'mucho trabajo y diálogo' con los agentes sociales. En su opinión, 'afronta los cambios que más necesita nuestro mercado', aportará 'estabilidad' y pretende mejorar la 'flexibilidad' para 'mantener el empleo cuando las circunstancias sean difíciles'.

Así de positivo se ha mostrado el presidente del Gobierno durante la rueda de prensa en La Moncloa junto al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas. Zapatero ha manifestado que respeta la opinión de los sindicatos -que ayer se mostraron descontentos con el borrador y anunciaron la ya más que probable huelga general- pero que no comparte su opinión.

Sin embargo, el líder del Ejecutivo defiende  que la propuesta es 'sustancial y equilibrada' y que por eso algún miembro de la CEOE también ha llegado ha criticar el texto. 'Aborda los elementos centrales'. A las empresas, asegura, 'les da más posibilidades de adaptarse a las circunstancias' y a los trabajadores se les 'mantiene básicamente la red de derechos', sostiene. Algunos de estos últimos, destaca el dirigente, 'sólo han conocido la precariedad'.

La reforma 'va a ayudar a la creación de empleo y generará confianza'

Zapatero destaca lo 'incomprensible' que resulta que el '70% de los despidos' hayan sido disciplinarios cuando tenían un origen económico. Los cambios de la normativa promoverán la movilidad laboral al incorporar el modelo austriaco, que conlleva la creación de un fondo constituido con las aportaciones de las empresas para pagar las indemnizaciones por despido de los trabajadores.

Esperanzado de cara el futuro, el socialista ha reconocido que la reforma laboral 'no creará empleo directo' pero 'va a ayudar a la creación de empleo y generará confianza'. Por ello ha dicho que trabajará para conseguir el apoyo necesario para sacar adelante el texto.