Público
Público

Zapatero cree recuperada la confianza y da por acabada la crisis de la deuda

El presidente del Gobierno defiende las reformas puestas en marcha ante el consejo editorial de 'The Wall Street Journal'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que se ha recuperado la confianza de los mercados y estimó que la crisis de la deuda española y de la zona euro ha pasado.

Estos fueron algunos de los mensajes trasladados por Zapatero a los miembros del consejo editorial del diario económico The Wall Street Journal, que avanzó en su edición digital parte de la entrevista que realizaron al jefe del Ejecutivo español durante su estancia en Nueva York.

En ella, Zapatero defiende las medidas de austeridad y las reformas puestas en marcha por su gobierno y señala que no espera que el Producto Interno Bruto (PIB) español se contraiga en los próximos trimestres.

Sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año, explica la intención de recortar entre 15 y 16% las partidas de cada ministerio y señala que las negociaciones con los grupos parlamentarios se encuentran muy avanzadas.

Entre los factores que han permitido recuperar la confianza de los mercados, destaca la publicación de los test de resistencia de las entidades financieras españolas y la reducción del déficit público.

Zapatero vuelve además a apostar por una mayor convergencia en la UE

Zapatero vuelve además a apostar por una mayor convergencia en la UE para ganar competitividad y por principios comunes que garanticen el equilibrio de las políticas fiscales de los países miembros.

Antes de la entrevista, fuentes del Ejecutivo español destacaron el interés de que Zapatero se reuniera con los miembros del consejo editorial del diario por ser un medio de carácter crítico y neoliberal.

En su resumen del encuentro, el periódico destaca la apuesta del Gobierno español por sacar adelante una 'ambiciosa' reforma laboral con la oposición de los sindicatos y apunta al elevado coste político que estas medidas pueden tener para Zapatero, cuya valoración cae en las encuestas mientras se avecina la huelga general del 29 de septiembre en España.

Tras esta entrevista, Zapatero se reunió también en Nueva York con Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal y asesor especial del presidente estadounidense, Barack Obama.

Según apuntaron fuentes del Ejecutivo, en este encuentro ambos repasaron la situación económica que atraviesa Estados Unidos, las reformas puestas en marcha por la administración Obama y las expectativas de recuperación.

Volcker le explicó además el debate que mantienen republicanos y demócratas en torno a la pertinencia de una subida o bajada de impuestos.

El presidente también aclaró al 'Wall Street Journal' su postura ante las expulsiones de inmigrantes en situación irregular en Francia llevadas a cabo este verano por el Gobierno de Nicolas Sarkozy. En ese sentido ha subrayado que no hay un 'origen étnico' en las motivaciones que han llevado a Sarkozy a expulsar a cientos de ciudadanos rumanos y búlgaros del país galo y que 'las medidas se adoptaron en el marco del estado de Derecho'.

Zapatero se reitera en la justificación de la política del jefe de Gobierno francés al indicar que algunos de los deportados 'no eran gitanos', por lo que 'no han sido deportados por su origen étnico'. 

Asimismo, ha considerado que 'los principios de integración deben funcionar, pero también debe respetarse el orden público en los campamentos en los suburbios que carecen de condiciones sanitarias o de seguridad', ha puntualizado.

El jueves pasado, Zapatero había pedido en Bruselas a la Comisión Europea que no prejuzgue la política de expulsiones de París antes de examinar los argumentos aportados por Sarkozy y había censurado las declaraciones 'absolutamente fuera de lugar' de la vicepresidenta de la Comisión, Viviane Reding, a la que acusó de atacar también a España en el pasado de forma 'poco afortunada'.