Público
Público

Zapatero cumple "medio siglo" el mismo día que Obama hace 49 años

Zapatero lo celebró con su familia en León mientras que Obama lo hacía sin la compañía de la suya que ha iniciado sus vacaciones hoy en Marbella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una comida familiar en León ha celebrado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su 50 cumpleaños en el día de hoy. 

En la misma línea de celebraciones, el presidente estadounidense Barack Obama, también ha festejado, en este caso, sus 49 años. Lo ha hecho en Chicago sin la compañía de su mujer, Michell Obama, que ha iniciado hoy sus vacaciones veraniegas en Marbella. 

El 'medio siglo' que cumple ya zapatero no ha sido impedimento para iniciar la jornada de hoy a las ocho de la mañana haciendo footing. A mediodía comenzaba la celebración en el Parador Nacional de San Marcos de León en compañía de su mujer Sonsoles Espinosas, las dos hijas del matrimonio, el padre y el hermano del presidente entre otros familiares que sumaron en total ocho personas según fuentes del Parador.   

A las cinco de la tarde, el presidente del Gobierno abandonaba su ciudad rumbo de nuevo a Madrid. 

Zapatero llegó el pasado domingo a León, una ciudad con un clima 'inmejorable', según lo calificó él mismo el lunes en el discurso inaugural del Centro Especializado de Alto Rendimiento de Atletismo y Lanzamiento, que se ha construido en el Campus Universitario de Vegazana.

El presidente también aprovechó la mañana del lunes para visitar las obras de la estación provisional que Adif acondiciona en León, con motivo de la construcción del AVE.

Aunque en medio de la mayor discreción posible, a excepción de los actos de la mañana del lunes, la llegada del presidente del Gobierno no ha pasado desapercibida para los ciudadanos de León, especialmente por la repercusión mediática que ha tenido su presencia.

El presidente y su esposa han salido estos días a pasear por la ciudad; han ido, entre otros lugares, al cine, como dos ciudadanos más, ante las miradas de sorpresa de los que se iban encontrando en este establecimiento que está en un centro comercial.

Y es que aunque la presencia de Zapatero en la ciudad era sabida, los ciudadanos se mostraban estupefactos sólo con que se les preguntara sí habían visto al presidente del Gobierno.

Así, por ejemplo, esta mañana, y ante la posibilidad de que Zapatero saliera a dar una vuelta por el centro, una mujer que estaba sentada en una terraza, tras ser preguntada por si había visto al presidente del Gobierno, exclamó: 'casi se me cae el pincho', en alusión a la tapa que se estaba tomando.