Público
Público

Zapatero denuncia la "confusión intencionada" sobre la deuda

"No ha habido ni trato de favor a Catalunya ni rectificación del Gobierno", asegura el presidente en el Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lo que el martes dijeron sus portavoces, ayer tuvo que decirlo personalmente el presidente del Gobierno para atajar el conato de rebelión de varias comunidades autónomas por los supuestos privilegios concedidos a Catalunya en materia de deuda. 'No ha habido ni trato de favor [a Catalunya] ni rectificación [de su Gobierno]', aseguró José Luis Rodríguez Zapatero en los pasillos del Congreso. Allí intentó aclarar el entuerto tras la sesión de control parlamentario.

El presidente subrayó que se ha producido 'una cierta confusión, con alguna intención', cuya procedencia no aclaró. Aparentemente se refería al PP, desde el que inmediatamente se resucitó el discurso del agravio catalán, pero de la revuelta participaron también los socialistas José María Barreda y Guillermo Fernández Vara.

El Ejecutivo mantiene el control del déficit como irrenunciable

Desde la Ejecutiva Federal del PSOE, su secretario de Política Autonómica, Gaspar Zarrías, atribuyó el revuelo a una instrucción de la dirección del PP a sus presidentes autonómicos para 'tirarse al cuello de Catalunya y, de paso, al de Zapatero'. Zarrías, que también es secretario de Estado de Política Territorial, acusó al PP de estar intentando resucitar la 'catalanofobia'.

El detonante fueron las declaraciones realizadas por el president de la Generalitat, Artur Mas, al término de su entrevista con Zapatero el lunes, de la que sólo se ofreció la versión de aquel. Aunque estaba prevista, se canceló la comparecencia de Manuel Chaves, vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial.

Salgado informa a los presidentes por carta que el marco legal no ha cambiado

Mas anunció que había obtenido de Zapatero el visto bueno para que Catalunya reciba 'en los próximos días o semanas, incluso antes de que se apruebe el plan de estabilidad que hemos presentado, operaciones de endeudamiento a largo plazo', por un importe de entre 2.000 y 2.500 millones de euros en 'un primer momento'.

Zapatero aclaró ayer: 'No hay nada nuevo, ni antes de la entrevista con Mas ni en la decisión del Gobierno' de permitir a las autonomías la emisión de bonos para refinanciar los vencimientos en 2011 de su deuda antigua. Es el caso de la cantidad a la que se refirió Mas, destinada a la amortización y refinanciación de la deuda a largo plazo que vence este año y a la cobertura de una deuda sanitaria de 2006.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, señaló en RNE que ya han recibido una autorización como la que obtendrá Catalunya las comunidades de Andalucía, Galicia, Madrid y Valencia. Aclaró que estas emisiones no suponen un aumento del volumen de la deuda, sino que permiten ampliar los plazos de vencimiento de la ya contraída. Además, recordó que en 2010 esta posibilidad fue solicitada por las 17 comunidades autónomas y en los 17 casos fue autorizada.

La vicepresidenta achaca la reacción de las autonomías a 'algún prejuicio'

Horas más tarde, se conoció que Salgado había enviado a todos los presidentes autonómicos una carta en la que les recalcaba que el marco que rige las autorizaciones de endeudamiento a largo plazo de las comunidades 'no ha cambiado ni va a cambiar en lo más mínimo'.

El presidente, que pidió 'un poco de rigor' al hablar de la deuda, sobre la que continúan al acecho los mercados, agregó que tampoco cabe hablarse de trato discriminatorio. Su explicación fue esta: 'Todas las comunidades autónomas tienen que cumplir con el objetivo de déficit. Para poder endeudarse y refinanciar deuda tienen que presentar un plan de consolidación fiscal. Eso estaba así antes, durante y después de la entrevista con Mas. El Gobierno de Catalunya, como los de otras comunidades, ha presentado un plan el 30 de enero. Ahora tendrá que desagregarlo y concretarlo. En función de ese plan, que compromete la reducción del déficit al 1,3% en 2011, que es lo establecido, Catalunya tendrá autorizaciones de deuda igual que todas las comunidades autónomas que cumplan con ese objetivo de déficit'. En el caso de Catalunya, el compromiso es de reducir el gasto en un 10% durante este año.

Barreda celebra las aclaraciones y Vara habla de problemas de comunicación

Para Zapatero, 'es así de sencillo', como lo explicó. Pero no debe serlo tanto cuando, como también recordó, se trata de 'un régimen ya fijado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera', en el que están representados todos los gobiernos autonómicos, y algunos socialistas participaron del conato de rebelión.

Salgado apuntó que no todos los presidentes autonómicos tienen que conocer 'expresamente' lo que se aprueba en ese foro, pero les dirigió una admonición: 'Algunos deberían hacerlo enterarse antes de hacer algunas declaraciones'. O eso, o como también apuntó la vicepresidenta, la 'intención' a la que se refirió Zapatero puede ser otra: 'A veces se tienen deseos de dar una respuesta pronta, a veces hay algún prejuicio...'. Y, en 13 casos, hay unas elecciones en cuatro meses, el 22 de mayo.

Este es el motivo al que en fuentes gubernamentales y de la dirección del PSOE consultadas por este periódico se achaca la reacción de Barreda y, en menor medida, por haber sido más cauteloso, de Vara, que el martes se apresuraron a declarar que no aceptarían discriminaciones.

Barreda celebró ayer que el Gobierno 'haya verbalizado' que no habrá ningún trato discriminatorio, 'porque lo contrario sería inadmisible'. Y Vara atribuyó la polémica a 'un problema de comunicación'. Para ayudar a calmar las aguas, el andaluz José Antonio Griñán defendió que, en el tema del déficit, todas las comunidades están 'en el mismo saco'.

1. Déficit máximo del 1,3% en 2011

Las comunidades acordaron en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera fijar el objetivo de déficit para 2011 en el 1,3% del PIB. Con ese fin, recuerdan desde el Ejecutivo, todas las comunidades, que son autónomas financiera y fiscalmente, pueden adoptar las medidas que crean necesarias sin perder de vista el límite fijado.

2. Quiénes se pueden endeudar

Todas aquellos territorios que ya cumplen el objetivo de déficit pueden endeudarse, sostiene el Ejecutivo. En 2010, el objetivo acordado se fijó en el 2,4% del PIB,

3. Una segunda oportunidad

Aquellas comunidades que no cumplen el objetivo de déficit, pero que presentan un plan de austeridad para reequilibrar sus cuentas y no superar el 1,3% de déficit al final del año, también pueden recibir autorización para endeudarse y refinanciar su deuda.

4. Planes de austeridad

Según el Ejecutivo, estos planes de austeridad tendrán que aprobarse en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera, del que forman parte todas las comunidades.

5. El visto bueno

Aprobado el plan, el Ministerio de Economía autoriza la refinanciación de la deuda. Si el Consejo de Política Fiscal y Financiera no aprueba el plan, no se autoriza .

6. Sólo sobre deuda anterior

El endeudamiento autorizado tendrá que destinarse exclusivamente, matiza el Gobierno, para financiar la reducción del déficit al 1,3% y para atender los vencimientos de deudas de años anteriores. Ninguna de las comunidades podrá destinarlo a gastar más, se aclara.