Público
Público

Zapatero invoca el 23-F para no discutir con Rajoy

El líder del PP considera "absurda" esa mención al golpe de Estado y acusa al presidente de ser "un lastre para la economía" durante la sesión de control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La habitual sesión de control al Gobierno en el Congreso se anunciaba tan peleada como siempre. Pero no, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso evitar este miércoles la discusión con el líder del PP, Mariano Rajoy, en el Congreso y prefirió recordar 'la dignidad, la unidad y la lucha por la libertad que hubo hace 30 años en la Cámara Baja y en toda la sociedad española', en referencia al golpe de Estado del 23 de febrero en 1981.

Así respondió Zapatero a la pregunta del presidente del PP Mariano Rajoy, sobre cómo valora que la economía española haya caído el 0,1 % en 2010 frente al crecimiento del 1,7 % de media en la zona euro.

Zapatero recordó en su réplica a Rajoy el intento del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y señaló que merecía que se recordara este acontecimiento por parte de los que sienten profundamente esa defensa de la libertad, 'que somos todos los que estamos en esta Cámara'.

Rajoy no quiso firmar este armisticio parcial y él sí que empleó toda la artillería pesada contra el presidente: acusó a Zapatero de ser un lastre para la política económica española, mientras que el presidente del Gobierno reiteró que el programa del PP es echarle a él la culpa de todo.

Zapatero destacó que la economía española creció el 0,2 % en el último trimestre de 2010, casi igual que la media europea, y añadió que entre 2008 y 2010 el PIB español cayó el 3% frente al 2,1 % de Europa. A su juicio, esta diferencia no es muy significativa y se explica por los excesos del sector de la construcción, ya que sin ellos España 'estaría creciendo en la media o por encima de la media europea'.

'Decir que no me contesta porque es 23 de febrero es poco respetuoso con un Parlamento democrático'

Más tarde, en los pasillos, Rajoy siguió criticando a Zapatero, pero no por la economía, sino por la invocación al 23-F.  'Decir que no me contesta porque es 23 de febrero es poco respetuoso con un Parlamento democrático, que es precisamente lo que intentaban los del 23-F', afirmó Rajoy a los periodistas. 

Acto seguido, en esa línea, Rajoy comentó que Zapatero 'tiene la obligación' de responder los asuntos que le suscita la oposición, aunque sea la economía, algo en lo que Zapatero 'tiene poco que decir' y sobre lo que evita precisiones. El presidente del Gobierno, unos instantes después, también en los pasillos del Congreso, ironizó sobre estas declaraciones de Rajoy: 'Como es la primera vez que debatimos sobre economía...'.


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la reestructuración del sistema financiero español era 'necesaria e imprescindible' porque se necesitan entidades fuertes y solventes que contribuyan a reactivar la economía.

Zapatero difundió en el Congreso de los Diputados que la reforma del sistema ha sido consecuencia de la crisis global que ha vivido el sector a escala internacional, y de la reducción del crédito y de la propia actividad financiera, pero coherente con las reglas en la que las entidades pueden competir.

El presidente subrayó que el Ejecutivo ha procurado preservar la naturaleza jurídica de las cajas de ahorros para que puedan seguir contribuyendo a la obra social, pero recordó que para que pueda haber obra social es necesario que haya beneficios y para esto que las entidades sean solventes.

'El Gobierno no puede asumir bajo su responsabilidad que existan entidades financieras hoy o mañana que no tengan solvencia, que no puedan captar recursos y que provoquen un daño directo a la economía y al propio sistema financiero', subrayó a una pregunta del portavoz de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida.