Público
Público

Zapatero llega al Consejo Europeo que afronta la crisis de la deuda

El presidente español ha charlado con Angela Merkel y Nicolas Sarkozy antes del inicio de la cumbre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, llegó a Bruselas para participar en un nuevo Consejo Europeo centrado en la crisis de las deudas soberanas de los países de la moneda única y la desconfianza de los mercados hacia los países periféricos.

Zapatero, acompañado del secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, llegó a la capital belga después de que el Tesoro Público adjudicara 2.401,14 millones de euros en obligaciones a diez y quince años con el mayor un interés en ambas emisiones desde 1997. Tras su llegada, Zapatero ha charlado brevemente con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, momentos antes del inicio de la cumbre.

Se trataba de la primera subasta celebrada tras el anuncio de Moody's sobre una posible rebaja de la deuda pública española, amenaza que el Gobierno español está convencido de que no llegará a cumplirse gracias a sus planes de austeridad y reformas.

El principal objetivo del Ejecutivo de Zapatero es que esta cumbre europea concluya con un mensaje de unidad sin fisuras en torno a la estabilidad de la zona euro para tranquilizar a los mercados. La delegación española quiere también un respaldo a las actuaciones que está llevando a cabo el Banco Central Europeo (BCE) en apoyo a los países con problemas de financiación.

Precisamente hoy, este organismo decidió ampliar su capital social en 5.000 millones de euros, hasta los 10.760, para hacer frente al riesgo de pérdidas por el programa de compra de bonos de los Estados con mayores dificultades de financiación.

El Banco de España pagará al BCE el 29 de diciembre una primera cuota de 616,7 millones de euros. El Consejo estudiará la reforma del Tratado de Lisboa que debe emprenderse para crear un mecanismo permanente de rescate para países insolventes de la zona euro.

Aunque ése será el eje del debate, no se descarta que se pongan sobre la mesa nuevas propuestas, como la planteada por el presidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, para emitir bonos europeos, idea que han rechazado ya Alemania y Francia y que España ha calificado de 'interesante', aún reconociendo que su aplicación sería de utilidad en la actual crisis de deuda soberana.

El Ejecutivo español apuesta también por flexibilizar el uso del fondo de rescate aprobado en mayo y que estará en vigor hasta 2013, cuando entrará en funcionamiento el nuevo mecanismo permanente. Entre las propuestas en debate, la posibilidad de comprar con él deuda de los países con mayores problemas financieros.