Público
Público

Zapatero negociará con el PNV traspasos por Presupuestos

Pone "el marco estatutario" como límite para el diálogo. Evoca las cesiones del PP para investir a Aznar en 1996 y promete "transparencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ecuación no es nueva y, a falta de dinero que repartir, el guión político apunta a su repetición: traspaso de competencias autonómicas a cambio de apoyo a los Presupuestos.

La incertidumbre sobre si el Gobierno logrará aprobar sus cuentas para 2011, cuyo rechazo parlamentario abocaría en la práctica a un adelanto electoral aunque formalmente cabe prorrogar los vigentes, llevó ayer a José Luis Rodríguez Zapatero a apelar desde Shanghai (China) al 'sentido de la responsabilidad' de los grupos que practican 'la oposición constructiva desde la idea del acuerdo'.

El presidente vincula el impuesto para los ricos' a la posición de sus aliados

A la cabeza de la lista situó 'de manera objetivamente preferente' al PNV, aunque también citó a CiU que ya anticipó su voto en contra antes de las vacaciones, Coalición Canaria y UPN cuyos tres diputados apoyan habitualmente al Ejecutivo, pero son insuficientes por sí solos para completar la mayoría necesaria.

En el terreno de las contrapartidas, el presidente asumió explícitamente la posibilidad de acordar 'transferencias dentro del marco estatutario' para satisfacer la exigencia de más autogobierno para Euskadi puesta como condición por el líder del PNV, Iñigo Urkullu. El Estatuto vasco data de 1979 y quedan aún una treintena de competencias por transferir. 'El Gobierno está dispuesto al diálogo, sobre todo si se trata de temas que incidan en la economía o el empleo', señaló Zapatero durante una rueda de prensa.

Ante la negociación que se avecina, rechazó las críticas anticipadas de Mariano Rajoy al calificar de inadmisible ese posible trueque. Lo hizo por partida doble. Primero, con el compromiso de 'ser transparentes' en todo el proceso, y después, con el recuerdo de cómo negoció el PP cuando gobernó sin mayoría absoluta 1996 a 2000.

Apela al «sentido de la responsabilidad» de los partidos ante la crisis económica

En aquel entonces, según recordó, 'vimos cómo para aprobar Presupuestos o hacer investiduras se aplicaba el artículo 150.2 de la Constitución (que permite ceder competencias estatales a una comunidad autónoma) o se hacían grandes traspasos'. 'Quizás era el tiempo de hablar catalán en la intimidad...', ironizó Zapatero ante la actitud escandalizada que adopta ahora el PP, sin necesidad de recordar que si CiU hizo posible la investidura de José María Aznar en 1996 y después respaldó sus Presupuestos, han sido sus herederos los que impugnaron el Estatut.

Para no añadir obstáculos a una negociación ya de por sí complicada por la crisis económica y por el Gobierno socialista en Euskadi, evitó concretar las medidas de carácter fiscal que se propone incorporar. 'Tenemos que recorrer un camino de diálogo y la prudencia aconseja no plantear cuestiones que puedan afectar al contenido concreto de los Presupuestos', argumentó el presidente ante la evidencia de que sólo los grupos minoritarios de la izquierda, con los que se descarta el acuerdo, son favorables a subir impuestos.

Recuerda que Aznarcedió competencias a CiU para lograr ser presidente

Esta cautela no le impidió confirmar que, como ya dijo la vicepresidenta Elena Salgado, 'no habrá reformas sustanciales, sino en todo caso innovaciones o modificaciones que vayan en la línea de exigir un cierto esfuerzo mayor a quienes tienen más capacidad económica'. Dejó así claro que el controvertido impuesto para los ricos está 'sometido al diálogo con los grupos parlamentarios' que pueden salvar los Presupuestos.

El presidente presentó su aprobación como algo 'muy conveniente' para la salida de la crisis. Además, se refirió a los Presupuestos como un instrumento más de una estrategia global en la medida en que su tramitación se producirá 'casi en paralelo' con la del proyecto de ley de economía sostenible y se acompañará de 'algunas otras iniciativas importantes' de carácter económico, dibujando en conjunto un 'amplio campo' para la negociación.

Los ministros de Fomento e Interior, José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, y el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, se reunieron el pasado martes en Madrid con el líder del PNV, Iñigo Urkullu, en una cumbre exploratoria consagrada al pacto presupuestario, según informa Europa Press. Ambos partidos han mantenido ya los primeros contactos en varios encuentros en los que, según el portavoz del Grupo Vasco, no se ha abordado propiamente la negociación de los Presupuestos.