Público
Público

Zapatero no modificará la reforma laboral

El jefe del Ejecutivo considera "imprescindible" el nuevo marco laboral. Zapatero espera una "señal" de los sindicatos para retomar el diálogo social una vez que Corbacho sea relevado 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Las opciones fundamentales de nuestra política económica y de reformas se van a mantener, porque no sólo son necesarias, sino imprescindibles para el país'. El presidente del Gobierno descartó de esta manera introducir la reforma laboral en el menú de diálogo ofrecido a los sindicatos tras la huelga general.

Rodríguez Zapatero dejó ayer claro que no retocará la reforma como demandan los convocantes del paro general. 'Sé muy bien lo que piensan los sindicatos, pero este país necesita reformas y soluciones difíciles para salir de la crisis', se justificó el jefe del Ejecutivo en su primera reflexión en profundidad tras la convocatoria del miércoles, en una entrevista concedida al programa En días como hoy, de RNE.

Zapatero pide 'no levantar expectativas de cambio' en la reforma laboral

El presidente cerró la puerta a cualquier modificación del nuevo marco laboral 'aprobado por el Parlamento'. 'No deberíamos levantar expectativas', zanjó Zapatero para acotar las materias abiertas al cruce de ideas con los sindicatos en una oferta de diálogo que no se materializará de forma inminente: 'No les he llamado aún, tenemos que dejar que las aguas se serenen un poco después de la convocatoria de la huelga general'.

El jefe del Ejecutivo espera ahora 'alguna señal' de UGT y CCOO para 'empezar a trabajar' en torno a una agenda de contenidos dentro del ámbito sociolaboral: 'Políticas activas de empleo, negociación colectiva, constitución del fondo de provisión el llamado fondo austriaco, pensiones, política industrial y política energética'.

Esta relación de materias constituye el 'amplio campo en el que los sindicatos van a ser convocados al diálogo', según adelantó Rodríguez Zapatero.

Elevar la edad de jubilación 'es una buena fórmula', según el presidente

¿Cuándo? No de forma inmediata. La marcha del ministro de Trabajo a Catalunya para reforzar la candidatura del PSC en las elecciones autonómicas condiciona el calendario. 'Debo nombrar un nuevo ministro a mediados de octubre y ese será el momento en el que empezaremos a trabajar', concretó Zapatero.

'Habrá que ir desbrozando el camino poco a poco' desde ese momento, se comprometió el presidente apelando a la 'prudencia' y a la espera también de la propuesta que le planteen los sindicatos.

Respecto a la futura reforma del sistema de pensiones, el jefe del Ejecutivo se mostró 'dispuesto a intentar convencer' a los agentes sociales de que la propuesta sugerida por el Gobierno al Parlamento el aumento de la edad de jubilación de 65 a 67 años 'es una buena fórmula', aunque se dijo abierto también a 'escuchar otras'. 'Todavía hay un amplio campo para el diálogo', en este campo, aunque, a su juicio, es preciso actuar, ya que el sistema 'goza ahora de buena salud, pero hay que ganar tiempo al futuro', advirtió.

Zapatero dijo ser consciente de que algunas de las medidas emprendidas en los últimos meses para apuntalar la economía española son 'duras y difíciles', pero las defendió como 'imprescindibles para evitar que en el futuro una crisis económica nos vuelva a provocar una sangría de paro'.

'¿Usted sigue haciendo una política de izquierdas?', se preguntó al jefe del Ejecutivo. 'Absolutamente progresista', respondió rotundo. 'No hay política progresista si no se asume qué necesita nuestro país para seguir haciendo políticas sociales', se justificó.