Publicado: 23.08.2011 10:10 |Actualizado: 23.08.2011 10:10

Zapatero propone reformar la Constitución para reducir el déficit por ley

El presidente asegura haber hablado con Rajoy y Rubalcaba para que la iniciativa salga adelante en las próximas semanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acudido al Congreso para explicar las nuevas medidas de ajuste que el Ejecutivo va a aplicar para tratar de atajar el recrudecimiento de la crisis económica: la reducción del IVA para la compra de vivienda nueva a la mitad, la reforma del gasto farmacéutico y la anticipación de la recaudación del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas. 

Pero no solo eso. Zapatero ha anunciado que propondrá una reforma constitucional para "establecer una regla para garantizar la estabilidad presupuestaria a medio y largo plazo, tanto del déficit como de la deuda, que vincule a todas las administraciones públicas". Para esta reforma, el presidente ha consultado con el líder del PP, Mariano Rajoy, y el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el fin de que pueda llevarse a cabo en las próximas dos semanas, dado que solo necesitaría una mayoría de tres quintos en el Congreso y el Senado.

"Esta reforma es necesario adoptarla con el mayor consenso posible y hacerlo desde el principio del procedimiento, y nada mejor que a partir de una iniciativa parlamentaria", ha asegurado Zapatero antes de invitar al resto de grupos a presentar una proposición de la reforma constitucional. 

Rajoy anuncia que prorrogará un año la rebaja del IVA

Zapatero ha realizado este anuncio tras explicar las medidas que el último Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 19 de agosto. "El Gobierno está firmemente comprometido a realizar el cumplimiento estricto del objetivo de reducción del déficit", ha asegurado, justificando las medidas.

Rajoy se ha mostrado favorable a "facilitar su tramitación y apoyar" dicha reforma aunque ha afirmado que él ya propuso eso mismo el 25 de junio del pasado año y que "lo deberíamos haber hecho mucho antes porque nos habría ido mucho mejor".

El presidente del PP ha dicho esto antes de anunciar que su grupo se abstendrá en la votación del Decreto Ley sobre las medidas de ajustes presentadas por el Gobierno. Pese a abstenerse, Rajoy ha explicado que si gana las elecciones prorrogará un año más la rebaja del IVA para la compra de vivienda nueva.

También favorable a esta reforma se ha mostrado Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, quien lo considera "una tendencia necesaria" que se apunta desde hace tiempo en Europa. Duran comparte el "espíritu" de la reforma aunque quiere esperar a ver "la letra" pequeña. 

Desde el PNV, su portavoz, Josu Erkoreka, ha pedido que esta reforma venga acompañada de "medidas de flexibilidad necesarias para adaptar las opciones presupuestarias al ciclo económico o será una medida absolutamente estricta, rígida e inútil".

"Una reforma constitucional no se ventila en dos minutos"

Del lado contrario se han situado los partidos de izquierdas y una muy crítica Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, que ha acusado a Zapatero de acudir al Congreso "con prórrogas de decisiones que no tienen efecto". "Una reforma constitucional no se puede ventilar en dos minutos", ha aseverado antes de anunciar su negativa a esta reforma.

Nuria Buenaventura, portavoz de IU-ICV, considera que esta reforma no va a "solucionar los problemas que nos preocupan" y ha acusado al Ejecutivo de "reducir el déficit sin preocuparse por los efectos sociales". 

El candidato del PSOE a las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que Zapatero le "convenció" cuando le dijo "que tenía un acuerdo con el señor Rajoy".

"Entonces pensé que un acuerdo entre el PP, PSOE y el Gobierno para luchar contra el déficit podía ser muy importante para la buena marcha de la economía española en estos momentos", ha reconocido Rubalcaba en los pasillos del Congreso.

La inclusión del límite de la deuda pública en la Constitución fue recomendada la semana pasada por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Entonces, ambos mandatarios propusieron que cada uno de los 17 países del euro fijase, antes del verano de 2012, un límite a la deuda pública en su respectiva Constitución, al igual que hace la legislación germana.