Público
Público

Zapatero-Rajoy: la trastienda del debate televisivo

Entrenadores personales e incluso expertos en telegenia trabajan a contrarreloj desde bandos opuestos para ayudar a que cada uno de sus líderes se imponga al rival 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Va a ser la campaña electoral de los debates, 15 años después de la única experiencia similar que se ha producido en España. Zapatero y Rajoy preparan ya los cara a cara recopilando documentos y examinando enfrentamientos similares y sus asesores estudian los detalles más favorables a sus condiciones personales.

El candidato del PSOE estudia vídeos de Estados Unidos y de los cara a cara de González y Aznar y Rajoy prepara y estudia ya fichas temáticas, adecuando los contenidos a los tiempos tasados de cada uno de los bloques temáticos que, según el pacto entre ambos partidos, serán breves. En la última fase, los dos coincidirán celebrando debates ficticios contra asesores.

Por ejemplo, en esa preparación se incluye la traducción de las cifras a magnitudes relativas que le sean más gráficas a los ciudadanos. Es decir, con determinado dinero cuántos kilómetros de carretera o cuántos colegios se pueden construir, según explican los responsables consultados en ambos partidos.

Oscar López, cabeza de lista por Segovia y responsable de Comunicación de la Ejecutiva del PSOE, asegura que 'en los debates tiene más importancia la argumentación y los contenidos que la forma. Pierde el que deje de ser como es realmente, es decir, es fundamental la naturalidad y Zapatero tiene en la cabeza hace tiempo que debate quiere hacer'.

El responsable socialista asegura que es fundamental que el que debata 'tenga claro qué quiere contar, que no pierda los papeles y sepa lo que quiere decir'. En su opinión, 'el debate es una guerra de agendas y tiene más posibilidades de ganar el que tenga más capacidad para saber qué temas te interesa tocar'.

José Luis Ayllon, candidato al Congreso por Barcelona y secretario de Comunicación del PP, asegura que el cara a cara estará 'entre un Debate sobre el estado de la Nación y el programa Tengo una pregunta para usted. Lo primero porque es sobrevolar a vista de pájaro por los temas, con dos minutos tasados para cada uno, y lo segundo por la forma de la contestación, por cómo dirigirse a los ciudadanos. 'Que esté como estuvo en Tengo una pregunta y que cuando mire a Zapatero piense que está mirando a muchos millones de españoles', explica Ayllón.

Coincide en que lo mejor es que Rajoy se muestre tal y como es y utiliza una frase muy similar a la del socialista: 'Espero ver al Rajoy de verdad y al Zapatero de verdad y si alguno de los dos quiere parecer lo que no es perderá'.

No hay antecedentes de debates de este tipo entre ambos y sólo hay dos referentes lejanos: los debates parlamentarios y las respectivas intervenciones en el citado programa de televisión. En el análisis de las condiciones de los dos candidatos para ese debate, López asegura que 'Zapatero es mucho más cercano y Rajoy más frío y al uso'.

Sobre el fondo, el dirigente socialista añade que 'Rajoy suele machacar una idea fija como la de las actas de ETA y refugiarse en ella' y sobre las formas constata que al líder del PP le han hecho eliminar movimientos de las manos.

Explica que tiene un problema con gestos y tics repetidos que en planos cortos de televisión dan impresión de inseguridad y resalta la campaña de humanización de Rajoy en actitudes familiares o con referencias a sus hijos en las intervenciones públicas, para suavizarle el gesto duro.

El dirigente socialista destaca de Zapatero la 'cintura y la imagen fresca' y constata que el PP 'ha invertido mucho tiempo en hacerle parecer como inconsistente', mientras que el PSOE ha dejado pasar atacar el discurso de Rajoy para mostrar que 'da una imagen más firme de lo que es en realidad'.

Ayllón destaca en Zapatero 'la carencia de convicciones que es una virtud televisiva, porque permite poder decir lo que parezca que es más bonito o más agradable, independientemente de que esté en tu programa o en tus convicciones'.

'Para Rajoy puede ser complejo tener que decir cosas menos amables, pero que están en sus principios y que es preciso explicar. En televisión funciona bien el eslogan y eso se le da mejor a Zapatero que a Rajoy, más aún en este caso que serán dos minutos por intervención. Zapatero puede utilizar una frase bonita y Rajoy debe decir qué va a hacer, uno puede parecer más divertido, pero el vídeo de la sonrisa no funcionó porque demostró que hay cosas que no pueden decirse con una sonrisa', explica el dirigente del PP.

Considera que el físico es muy relativo 'porque a estas alturas los dos son ya muy conocidos'.

Además de ese cara a cara, ambos partidos preparan durante todo el año a casi todos sus candidatos, en lo que los socialistas llaman trainers, que incluyen ensayos de ruedas de prensa, declaraciones a los medios y debates. El PP lo llama 'cursos de técnicas de comunicación y telegenia' e incluye desde 'la retórica mediática' a consejos prácticos para intervenciones televisivas.

Los relojes de oro, prohibidos

Por ejemplo, detalles como no llevar relojes llamativos que, no sólo pueden ser ostentosos, sino que distraen la atención del espectador. Como antecedente se pone a los candidatos imágenes de un famoso debate de elecciones europeas entre Fernando Morán y Abel Matutes en el que éste compareció con un llamativo y caro reloj de oro. Tampoco están permitidos bolígrafos brillantes y se prefieren los negros.

Se les explica también como evadir preguntas incómodas o cómo utilizar lo que llaman 'frases puente' para llegar en la respuesta al mensaje que se intenta colocar.

Los candidatos socialistas que son seleccionados para realizar estos cursos reciben documentación como el manual 'hablando en los medios', de la Fundación Jaime Vera que les recomienda cómo intervenir ante los medios, actuar en los debates y mantener las relaciones con los periodistas (ver apoyo).

En el PSOE se encarga de este cometido el departamento de comunicación, mientras que en el PP hay un Departamento de Telegenia, que dirige Jorge Rábago que, entre otras, ha participado en las campañas electorales de los colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana.

Este departamento sirve para Rajoy y para que el resto de dirigentes y candidatos ensayen previamente la participación en programas de televisión, en función del formato del que se trate. Por ejemplo, han pasado por él los dirigentes del partido que han intervenido en '59 segundos', para poder adaptarse a la limitación de tiempo del programa.

En periodos no electorales ese departamento hace la función de formación permanente para que miembros del partido ensayen todo tipo de intervenciones en televisiones nacionales o locales. Las peticiones de las distintas emisoras desbordan a los dos grandes partidos y han preparado sus listados de dirigentes para acudir a las convocatorias.

El propio Manuel Pizarro ha recibido ya el cursillo correspondiente. Según el socialista Óscar López, el flamante fichaje de Rajoy muestra en sus intervenciones públicas su falta de experiencia y exceso de ímpetu y de tono acalorado. El PSOE ve un interés del PP por preserva a Pizarro hasta que adquiera parte de esa experiencia.

Curiosamente, al pedirles por separado a Oscar López y a José Luis Ayllón cuatro nombres de políticos que sepan debatir en televisión, los dos coincidieron: Ramón Jáuregui y Antonio Hernando del PSOE y Soraya Sáenz de Santamaría y Gabriel Elorriaga del PP.

López destaca la eficacia de Soraya y el tono templado y moderado de Elorriaga. Ayllón la consistencia de Hernando y la capacidad cameleónica de Jáuregui, de quien dice es el más parecido a zapatero porque puede adaptar su discurso a las circunstancias.

Durante la campaña, ambos partidos emiten argumentarios diariamente que sirven para unificar el mensaje de todos sus candidatos y para marcar la agenda diaria.

El PSOE asegura que llega a 60.000 correos y más 50.000 cibervoluntarios con intervenciones de Zapatero y análisis sectoriales. El PP emite cada mañana uno con comentarios políticos de la actualidad y por la tarde otro llamado 'Con Rajoy es posible', para valorar cada medida que se propone, destinados directamente a 3.000, parlamentarios, concejales y ayuntamientos y sedes provinciales que a su vez los expanden a todos los afiliados.

Otro debate se desarrolla cada día en Internet, en miles de foros. Los dos partidos niegan que utilicen a sus afiliados para agitar la red, pero los dos sospechan que el otro lo hace.

López cree que 'la derecha está más organizada en Internet y tiene más medios, mientras que la izquierda es más plural y crítica'. Cita expresamente a Libertaddigital como 'el portal de portales' que atomiza la red de derechas, impulsada por la Cope cada mañana cuando se incluye en los resúmenes de prensa y recibe unas 50.000 visitas, un 5% de los oyentes de la citada emisora.

Ayllón responde que la red 'es más espontánea de lo que la gente piensa' y no está ni a favor ni en contra de ninguno de los dos partidos.