Público
Público

Zapatero: "La recuperación es lenta e incierta en su progresión"

En una sesión monográfica en el Congreso, el presidente asume que la mejora del paro es tan débil  que todavía no augura un cambio de tendencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No debe de ser fácil para el presidente del Gobierno explicar en el Congreso, en un pleno monográfico, cómo combatir el desempleo, sobre todo si de entrada asumes que la cifra de parados es 'inasumible' y reconoces que la mejora registrada en el mercado laboral en los últimos meses es 'tan débil' que no permite asegurar que se esté produciendo un 'cambio irreversible de tendencia'.

Eso fue lo que dijo Zapatero ante el resto de parlamentarios antes de enumerar todos los datos de mejora económica. Bien es cierto que Zapatero reconoció que la recuperación 'es lenta e incierta en su progresión'. Pese a ello, el presidente aseguró que no mantiene una actitud complaciente y reiteró una vez más que la lucha contra el paro es 'la prioridad de las prioridades' pues 'el desempleo es el peor rastro que deja esta crisis'

Zapatero dijo que va a costar esfuerzo crear empleo al ritmo anterior a la crisis. Y para ello esbozó tres ejes de actuación: asumir la responsabilida que exige la sociedad 'para borrar de nuestro futuro y de la economía española el rasgo diferencial del mayor desempleo'; el impulso de las reformas para limitar los desequilibrios y, finalmente, impulsar la cohesión social: proteger a los más desfavorecidos, a los que han perdido su empleo. 

Austeridad, reformas y cohesión social. Ese es el escenario de actuación

Austeridad, reformas y cohesión social. Ese es el escenario de actuación. Así que, la reducción de déficit es irrenunciable, 'un objetivo que no admite alternativa', en palabras del propio presidente. En ese sentido se comprometió a reducir el déficit en 33.000 millones en 2011, de los que dos tercios corresponderán al Estado y un tercio a las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. 'Es imprescindible su esfuezo', avisó el presidente.

Las reformas conducirán a una modernización del aparato productivo.  Zapatero enumeró las medidas ya tomadas —reforma laboral—y anunció una nueva bateria de medidas: el desarrollo del Plan Integral de Política Industrial para consolidar el crecimiento de la industria y ayudar a los sectores más exportadores, una reforma del sector energético que Zapatero anunció será 'inmediata' y unilateral si en las próximas semanas no hay acuerdo con el PP, la eliminación de 14 empresas públicas y la fusión de otras 24 empresas.

En esa bateria entra la reforma de las pensiones, a la que el Gobierno no va a renunciar y la reforma del sector finaciero, que también es urgente: Zapatero instó a que la reestructuración de las cajas esté lista antes de final de año.

En lo que toca al tercer punto, la cohesión social, la ayuda de los más desfavorecidos, Zapatero anunció la creación de una nueva agenda social. 'Nadie se va a quedar atrás'. El Gobierno pretende afianzar la eficiencia de las prestaciones sociales.  Para ello prepara una reforma de las políticas activas de empleo, una reforma de la Formación Profesional.

El impulso del anteproyecto de la Ley de Igualdad de Trato para evitar discriminaciones laborales, jurídicas y profesionales será otra medida que el Gobierno impulsará en los próximos meses con vistas a facilitar la creación de empleo. También impulsará la conciliación laboral y familiar de los permisos parentales, aumentará las plazas escolares entre los 0 y 3 años y llevará a cabo una regulación efectiva del teletrabajo.

También ayudará el Gobierno a las empresas eliminando y simplificando cargas administrativas con lo que pretende ahorrar 2.000 millones de euros. Al mismo tiempo se eliminará la tributación sujeta a  la ampliación de capital en el impuesto de transmisiones patrimoniales y va a generalizar hasta 2015 la libertad de amortización.

Estas fueron algunas de las medidas anunciadas en algo más de una hora de discurso. Zapatero apeló a la responsabilidad de todos pero se despidió con una puya al PP: 'Volver a crear empleo no es sólo del Gobierno. Cada cual debe valorar cúal es la cuota que le corresponde.'