Público
Público

Zapatero: "La reforma ya está resultando muy útil"

El presidente ha asegurado que mantiene "más cercanía que nunca" con Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la reforma de la Constitución que limitará el déficit público ya está demostrando ser 'muy útil' para España.

Ha sido en la rueda de prensa ofrecida junto al primer ministro de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho, elegido en las elecciones del pasado mes de junio y que ha empezado en España su gira por Europa para explicar las reformas que está haciendo el país luso, 'bajo asistencia financiera' de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional.

Pese a que aún se está tramitando y sólo ha sido tomada en consideración, Zapatero ha asegurado que la reforma de la Constitución 'va a dar, y está dando resultados positivos' para la confianza, la estabilidad y el futuro de la credibilidad de la economía española. 'Tiene un amplio respaldo por tener el consenso de los dos grandes partidos', ha asegurado, y los plazos han sido 'perentorios' y a la 'máxima velocidad' porque 'lo necesitamos' para que la reforma sea efectiva.

Zapatero, que considera natural la intensidad con la que se está viviendo el debate, ha mantenido que entre los socialistas la respuesta ha sido 'amplia, por no decir unánime en comprensión' y ha agradecido a Rubalcaba su labor interna en este sentido. Sobre él, ha negado que se haya producido un distanciamiento después de que el candidato a los comicios le dijese en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE del pasado lunes que él 'no hubiera hecho así' la reforma. No hay distancia más 'cercanía que nunca', ha sentenciado.

Passos Coelho ha explicado que ha seguido con interés la reforma constitucional en España y se ha declarado 'abierto' a hacer lo mismo en Portugal, que ya tiene ese principio de estabilidad recogido en una norma con rango 'paracostitucional', si bien ha subrayado que para ello necesitará el concierto de los socialistas, primera fuerza de oposición en el país.

Sobre la conexión de alta velocidad ferroviaria con Madrid, el primer ministro de Portugal ha lamentado que los ajustes emprendidos en Portugal hagan que el país no esté 'en condiciones' de respetar los plazos. Pretende 'reformularlos' con España y con la Unión Europea, aunque seguirá dando prioridad a la extensión del ancho de vía europeo, sobre todo para el transporte de mercancías, y al establecimiento de un corredor central ibérico que pueda conectar con la plataforma continental europea.

Todo ello pasa por 'reforzar la situación económica' de Portugal y de España, ha asegurado Passos Coelho, tras una reunión en la que ambos mandatarios abordaron la situación económica y en la que Zapatero ha expresado su apoyo 'incondicional' al país 'hermano' ante que ya están dando 'signos positivos dentro de la gravedad de las dificultades'.

España y Portugal tienen 'mucho que ganar' si se refuerza el concierto europeo ante la crisis, ha dicho Passos Coelho, con un llamamiento al capital español ante el ambicioso programa de privatizaciones emprendido en su país.

Zapatero también se ha referido a las discrepancias de CiU sobre la reforma constitucional. Para el presidente, las reticencias del partido catalán responden más a una interpretación 'que en mi opinión no es correcta' sobre el impacto que tendrá en la autonomía financiera de Cataluña.

'Va a haber diálogo' con CiU, ha asegurado, si bien 'algunas de las cosas' que esa formación está proponiendo para dar su apoyo 'son difíciles de incorporar' al menos ahora. 'No sé si posteriormente en el desarrollo de la ley orgánica habrá algún espacio' para el acuerdo.

El presidente, que ha expresado su confianza 'en el sentido de la responsabilidad' que siempre ha demostrado CiU en un momento 'tan decisivo' para España, ha asegurado que a reforma no tiene nada que ver con la distribución territorial del poder. Se pretende llevar a la Constitución el principio ya legal de la estabilidad presupuestaria para hacerlo 'más fuerte', para hacer 'más sólida' una regla que es 'muy buena para el funcionamiento de las administraciones públicas' y que debe ser un 'mandato' para todas ellas, ha detallado Zapatero.