Público
Público

Zapatero visita a las tropas en Afganistán cinco años después

El presidente del Gobierno visita a las tropas en un momento delicado para la misión española después de los últimos atentados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llegado a las 09,15 hora local (04,45 GMT) a la localidad afgana de Qala i Naw para visitar a las tropas desplegadas en el país asiático, acompañado de las ministras de Defensa, Carme Chacón, y Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.

'Que nadie lo olvide. No estamos en Afganistán para quedarnos, pero nuestro compromiso debe ser firme: hasta que los afganos puedan garantizar su propia seguridad', aseguró Zapatero a las tropas a su llegada.

Minutos antes, el presidente había ratificado directamente ese compromiso al gobernador de la provincia, Dirbar Jan Arman, que le reclamó que se mantenga la presencia de las tropas españolas. 'Soy muy consciente de sus necesidades. El compromiso de España con Afganistán es muy firme. Estaremos aquí el tiempo que sea necesario y seguiremos trabajando en los tres pilares de nuestra tarea: seguridad, desarrollo y transferencia de poder', le dijo Zapatero.

El presidente del Gobierno desplegará durante su estancia, de diez horas, una intrensa actividad. En su programa figuran sendas entrevistas con el presidente del país, Hamid Karzai, y con el general estadounidense David Petraeus, que está al frente del contingente militar internacional.

En este acuartelamiento se encuentra la mayoría de los más de 1.500 soldados españoles que participan en la misión ISAF de la OTAN desde 2002, periodo en el que se han registrado 92 víctimas mortales.

La visita se produce en un momento delicado para la misión española y para el futuro de las operaciones de la OTAN en conjunto. 

Se trata de la segunda visita del presidente, que no viaja al país desde diciembre de 2005. Desde que España entrara en Afganistán han muerto 92 militares.

Se trata de la segunda visita del presidente, que no viaja al país desde 200Las últimas bajas se produjeron el pasado 25 de agosto, cuando un talibán infiltrado asesinó a dos guardias civiles, un suceso que puso en evidencia que nuestros efectivos están tan expuestos como el resto de contingentes a los episodios de violencia.

Así se comprobó esta misma semana, cuando un blindado del batallón del Ejército en Bagdhis pisó un IED (Artefacto Explosivo Improvisado) durante unas maniobras conjuntas con EEUU. Los ocupantes resultaron heridos de levedad, según informó el ministerio de Defensa. 

El casi inexistente avance en la situación del país ha generado una corriente muy fuerte tanto en la sociedad como en la esfera política que apuesta por la retirada de los militares españoles.

Pero tanto el presidente del Gobierno, como la ministra de Defensa, Carme Chacón, han mostrado en reiteradas ocasiones su predisposición a permanecer hasta el final de la operación. 'Debemos permanecer en Afganistán mientras estén en peligro la seguridad global y la de los españoles', dijo Zapatero el pasado mes de septiembre en el Parlamento.

La polémica también se ha alimentado en los últimos años por la calificación de la misión del Ejército en el país afgano. De hecho, Zapatero siempre ha querido hacer ver que las tareas de las tropas españolas se encuadran dentro de una operación de paz.

Mientras, Chacón sí que no ha tenido reparos en reconocer el peligro que supone para nuestro contingente calificando al conflicto afgano como 'guerra'.

España ha sufrido dos episodios trágicos en Afganistán durante estos añosEspaña ha sufrido dos episodios trágicos en Afganistán durante estos años y que en realidad marcan la mayoría de las bajas del Ejército.

El peor de ellos fue el accidente del Yak 42 en mayo de 2003, en el que fallecieron 62 soldados y que sigue siendo considerado como el siniestro más trágico de la historia para nuestro país. El segundo, el accidente de un helicóptero Cougar en agosto de 2005, en el que murieron 17 militares.

España colabora con la misión de la ISAF con un cerca de 1.300 efectivos repartidos entre las bases de Herat, Kabul, Bagdhis y Qala-i-Naw. De ellos, la mayoría se encuentran en ésta última (875) y su misión es la de adiestrar a las fuerzas de seguridad afganas y repartir ayuda humanitaria.

DISPLAY CONNECTORS, SL.