Público
Público

Zapatero y Rivero cerrarán el pacto para los Presupuestos

Coalición Canaria exige que se inicie la reforma del estatuto de autonomía de las islas para garantizar su apoyo en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cita clave en La Moncloa entre el presidente del Gobierno y el de Canarias para terminar de cerrar el acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado.

José Luis Rodríguez Zapatero y Paulino Rivero se reúnen este lunes para dar el visto bueno final al pacto por el que Coalición Canaria votará a favor, junto a PSOE y PNV, al texto presupuestario en el Congreso de los Diputados. El apoyo de CC, sin embargo, no conllevará una negociación como en el caso de los nacionalistas vascos.

El pacto con CC trasciende la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2011 y pretende dar 'estabilidad económica, política e institucional' hasta el final de la legislatura. 'El Grupo Socialista ha cerrado un pacto con el PNV y también con Coalición Canaria, un pacto que trasciende los Presupuestos', han señalado fuentes del Ejecutivo.

La ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado,  ha confiado en el acuerdo con CC y ha destacado que este apoyo es fundamental para 'tener la seguridad de que los presupuestos se aprueban' y destacó que estos presupuestos 'son muy importantes', en 'un año crucial' para la economía española.

Entre las demandas 'irrenunciables' de CC figuran un calendario preciso para que se reconozcan las aguas marítimas interiores del archipiélago como parte de la comunidad autónoma, el desbloqueo por parte del PSOE canario de la reforma del Estatuto de Autonomía y el traspaso de todas las competencias pendientes en el vigente Estatuto.

El voto de los dos diputados de Coalición Canaria en el Congreso no será decisivo en principio para que el Gobierno saque adelante las cuentas de 2011, que ya tiene el apoyo del PNV, pero sí permitirían al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero una tramitación parlamentaria sin sobresaltos de la ley. 

Sin embargo, con los seis escaños del PNV y los dos de CC, el Grupo Socialista se asegura uno más de los siete que le faltan para alcanzar la mayoría absoluta del Congreso, fijada en 176 diputados.