Público
Público

Zaplana exhibe su "gran tristeza" por la situación en Valencia

El ex ministro de Trabajo rompe tres años de silencio y muestra su malestar por la corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex ministro de Trabajo Eduardo Zaplana rompió ayer el silencio y la 'discreción' que, según él mismo, se impuso en abril de 2008, cuando anunció que abandonaba la política para trabajar como directivo en Telefónica. De todas sus consideraciones, las más contundentes fueron las que dedicó a opinar sobre el paisaje político del País Valencià, comunidad que presidió entre 1995 y 2002. Zaplana dijo sentir 'una gran tristeza por la situación que se está recogiendo en los medios de comunicación y que todos' conocen, en alusión a los escándalos de corrupción.

En un momento en el que el líder del PP, Mariano Rajoy, parece decidido a que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, imputado por cohecho en el caso Gürtel, siga siendo candidato para las autonómicas, este ex hombre fuerte de Aznar hizo un llamamiento a 'la política con mayúsculas'. 'A los liderazgos'.

Rechaza dar consejos a Camps: 'Para qué vamos a ser hipócritas'

'La Comunidad Valenciana es una tierra puntera que en los últimos años ha sabido estar en el liderazgo de la economía española. Y en un momento de dificultad, de crisis, las imágenes como las que allí nos acompañan desearía que no fueran las que son', añadió. Tras hacer estas declaraciones, precisó que se quedaba en 'la superficie' del debate. 'No identifico responsables, ni ahondo en las causas, ni razones, ni consecuencias. Simplemente no me gusta, como me imagino que a nadie, la situación que nos acompaña', volvió a insistir.

A la trama Gürtel se suma, en Alicante, el caso Brugal, además del proceso judicial contra el presidente de la Diputación de Castellón, el conservador Carlos Fabra.

El ex dirigente conservador asegura que sigue hablando con Rajoy

Que las relaciones entre Zaplana y Camps no son cordiales no es ningún secreto en las filas conservadoras. Quizá por ello, el ex portavoz del PP en el Congreso no tuvo ningún reparo a la hora de señalar que sería 'hipócrita' que él lanzara un consejo al presidente. 'No estoy en las mejores condiciones', mantuvo.

El ex titular de Trabajo respondió a preguntas en un acto organizado por el grupo empresarial Nexo, donde recibió el premio al mejor ministro de Trabajo de la última década. Antes de recoger el galardón, aprovechó para reivindicar la tarea de todos los ministros de Trabajo de los últimos 30 años.

A la hora de definir la labor de oposición de Rajoy, Zaplana fue bastante menos preciso. Rechazó hacer paralelismos entre la situación que vivió en su etapa de portavoz en el Congreso un momento 'tremendamente difícil' y que no echa de menos 'en absoluto', dijo y la que se vive en la actualidad. Pero no se olvidó de reivindicar su trabajo: 'No debimos de estar tan de-sacertados del todo cuando sacamos el mejor resultado en número de votos [en 2008] tras perder las elecciones de 2004', señaló.

Según confesó, su etapa de portavoz fue la 'más dura e ingrata' de su carrera política, por lo que no se arrepiente de haber dado el salto a la empresa privada. No obstante, confesó que sigue la actualidad política y que mantiene contacto con el líder del PP.