Público
Público

Zaplana siente "una gran tristeza" por lo que ocurre en Valencia

El ex portavoz del PP en el Congreso dice que no está en las mejores condiciones para dar consejos a Camps: "para qué vamos a ser hipócritas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente de la Generalitat Valenciana dice que no está en condiciones de dar consejos a su sucesor en el cargo, Francisco Camps, ante los casos de corrupción en la región, pero sí ha declarado que le entristecen esos hechos.

Zaplana, ex portavoz del PP en el Congreso, al que le duró su condición de diputado raso tan solo un mes y medio para ocupar el cargo de delegado de Telefónica en Europa, ha reaparecido en un acto público, y aunque ha expresado en varias ocasiones su deseo de no hablar de la actualidad de su partido, al final no ha podido evitar dejar caer alguna opinión.

Además de ser el referente de Saénz de Santamaría sigue, asegura, hablando con el líder del PP, Mariano Rajoy.

Y sobre los supuestos casos de corrupción en la Comunidad Valenciana, ha reconocido sentir 'una gran tristeza' y ha reclamado 'política con mayúsculas'. Sin citar a quién se refería, ha añadido que 'es la hora de la política con mayúsculas, de los políticos y de los liderazgos'.

A la pregunta de si daría consejos al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha respondido: 'No estoy en las mejores condiciones de darle ningún consejo, para qué vamos a ser hipócritas'.

Zaplana, durante el coloquio posterior al evento -el grupo empresarial 'Nexo' le ha entregado un premio por considerarle el mejor ministro de Trabajo de los últimos diez años-, se ha limitado a señalar que la Comunidad Valenciana es 'una tierra puntera' que durante la época de bonanza económica se mantuvo en el 'liderazgo' y en la 'vanguardia' del país.

Ahora, según sus palabras, en mitad de una crisis que no sólo afecta a España, las imágenes de la comunidad autónoma relacionadas en la mayoría de los casos con presuntas tramas corruptas no son las que él desearía.

'No identifico responasables, no ahondo en las causas, ni en las razones, ni en las consecuencias' Uno de los hombres fuertes de Aznar y azote de Zapatero, también portavoz 'extraordinario' para Rajoy, no ha ahondado demasiado en los problemas que corrompen a su ex partido y sus posibles soluciones: 'Y nada más... Me quedo en la superficie. No identifico responasables, no ahondo en las causas, ni en las razones, ni en las consecuencias; simplemente no me gusta -lo que sucede-, como imagino que a nadie le gusta', ha sentenciado.

El ex ministro de Trabajo (2002-2004)  ha remarcado que no echa de menos las sesiones de control, pero ha puntualizado que su gestión al frente del grupo popular entre 2004 y 2008 'no debió ser tan desacertada del todo', ya que en los comicios de hace dos años el PP obtuvo 'el mejor resultado en número de votos' tras haber perdido las anteriores elecciones generales.

Con todo, ha confesado que aquella tarea ha sido 'la más dura y la más ingrata' de cuantas le ha tocado asumir en su trayectoria política, y por ello, según ha subrayado, no se arrepiente de haber decidido en su día dedicarse a la empresa privada.

Zaplana sigue la actualidad política, y así, tal y como él mismo ha relatado, ha preguntado hoy durante el almuerzo a algunos de los diputados del PP que han asistido -Rafael Hernando, Ana Torme, Vicente Martínez Pujalte o Carlos Aragonés, entre otros- cómo se ha desarrollado la sesión de control de hoy en el Congreso.

'Me han contado que ha sido una sesión tensa, que todos han estado bien, y esas sesiones apasionadas y con gran carga de tensión nos acompañarán hasta las próximas elecciones', ha dicho.

Con el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, según sus palabras, mantiene 'unas excelentes relaciones', y así, ha dicho de él que es una persona 'inteligente y trabajadora'. Sólo ha matizado que considerarle el ministro 'más influyente' de la democracia tiene 'parte de verdad y parte de mito'.

Y ha rematado con sorna: 'Estoy seguro de que el ministro del Interior no puede estar ahora escuchándonos, me imagino que escuchará sólo una parte'.