Publicado: 12.05.2015 12:36 |Actualizado: 12.05.2015 12:36

Un actor de 'Piratas del Caribe' se va a Siria a combatir a ISIS

Michael Enright, que tuvo un pequeño papel en la segunda entrega de la saga, dice tener "guardada una bala" en caso de ser capturado por el Estado Islámico

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El actor Michael Enright en una imagen de Facebook./ EP

El actor Michael Enright en una imagen de Facebook./ EP

El actor británico Michael Enright, desconocido para el gran público pero que al menos puede presumir en su currículum de haber tenido un papel en la película Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto, ha viajado a Siria para unirse a las filas de la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) para combatir al grupo terrorista Estado Islámico.

"El Estado Islámico es una abominación. Esto es un llamamiento a la humanidad, a todo el mundo, para que hagan lo que puedan, de la manera que puedan", ha dicho el actor en unas declaraciones al diario británico The Daily Mail.



"Cuando estás de guardia sabes que lo único que separa la civilización y el Estado Islámico eres tú y tu kalashnikov"

"Ha llegado un punto en el que quiero que sean aniquilados", ha subrayado Enright, quien lleva dos meses integrado en las filas de las YPG, con las que ha recibido entrenamiento militar para participar en combate.

El actor ha relatado que tomó la decisión en enero tras ver el vídeo de la ejecución del piloto jordano Muaz al Kasaesbeh, quien fue encerrado en una jaula y quemado vivo por la formación yihadista.

Enright, quien ha dicho estar aprendiendo a montar y desmontar un kalashnikov con los ojos vendados, ha apuntado que duerme vestido con el uniforme militar. "Duermes con tu kalashnikov. He llamado Olga al mío, porque es de fabricación rumana. Es mi compañera constante, así que le he puesto nombre", ha agregado.

"Mi mayor arrepentimiento fue no ir a Afganistán tras el 11 de septiembre. Los vídeos de decapitaciones me provocaron los mismos sentimientos, y una sensación de que tenía un deber con Estados Unidos. Me siento en deuda con el país, que me recibió con los brazos abiertos", ha explicado.

"A todo eso se suma que había un [integrante del Estado Islámico] inglés —en referencia al terrorista Jihadi John—. Eso me tocó personalmente, de forma muy profunda", ha apuntado, según ha recogido el citado diario.

Enright ha asegurado que no comunicó su decisión ni a su familia ni a sus amigos más cercanos por temor a que intentaran convencerle de que no realizara el viaje. Sin embargo, ha hablado con ellos varias veces desde Siria.

El actor ha indicado que su viaje a Siria comenzó tras contactar con un militar británico que sirvió en Irak y que le puso en contacto con las YPG, con las que se comunicó a través de su página en la red social Facebook.

Asimismo, ha detallado que viajó a la ciudad iraquí de Sulaimaniya tras hacer escala en Estambul y que, pese a que en un primer momento nadie acudió a recibirle, logró contactar finalmente con el grupo, tras lo que fue trasladado a un campamento donde empezó a recibir entrenamiento junto a otros 30 occidentales.

"Cuando estás de guardia sabes que lo único que separa la civilización y el Estado Islámico eres tú y tu kalashnikov. Quieres estar fuera de la vista. Quieres poder verles, pero que no te vean", ha resaltado.

Asimismo, ha dicho haber presenciado varios bombardeos perpetrados por la coalición internacional encabezada por Estados Unidos contra las posiciones del grupo yihadista, criticando además que Reino Unido no esté participando en las operaciones contra la formación en Siria.

"Estoy muy feliz de estar aquí, de estar haciendo algo que perdurará", ha dicho, reconociendo que, en caso de que crea que va a ser capturado, "está guardada una bala" para evitar ser torturado o ejecutado por el Estado Islámico.