ENTREVISTA

"La educación es clave contra la explotación"

Mende Nazer fue secuestrada en su aldea de Sudán y convertida en esclava doméstica cuando aún era una niña.

ANTONIO GONZÁLEZ Madrid 11/06/2008 18:44 Actualizado: 11/06/2008 20:37

Comentarios

 

Media: 5

Votos: 1

Mende Nazer encara con optimismo la vida a pesar de su traumática experiencia.FOTO: Antonio González.

Mende Nazer encara con optimismo la vida a pesar de su traumática experiencia.FOTO: Antonio González.

Pese a los años transcurridos, la sudanesa Mende Nazer no puede evitar emocionarse al recordar sus años de esclavitud, sirviendo primero a una familia de Jartum (Sudán), y después a otra de Londres.

Había sido secuestrada una noche de 1994, junto con otros niños, de su pueblo natal en las montañas Nuba. Tras un calvario de ocho años viviendo como un auténtica esclava, Nazer consiguió escapar y obtuvo asilo en el Reino Unido.

Ahora mira la vida con optimismo -se acaba de casar- y denuncia la esclavitud doméstica que, según los datos de un informe presentado ayer en Madrid por la ONG Save The Children, padecen en hogares de todo el mundo unos 10 millones de niños. Además, coincidiendo el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se celebra hoy, reclama a gobiernos e instituciones que tomen conciencia de este problema, invisible para gran parte de la sociedad.

¿Cómo se convirtió en una esclava doméstica?

Unos hombres irrumpieron una noche en mi aldea natal, cuando estaba con mis padres y mis hermanos, incendiaron muchas casas y cuando tratábamos de huir me secuestraron junto con otros niños. Tenía entonces 13 ó 14 años. Luego nos llevaron a Jartum y nos separaron para mandarnos con diferentes familias. Una señora me eligió y me llevó a su casa, y en ese momento mi vida cambió para siempre.

¿Cuáles eran en esa casa sus condiciones de vida?

Dormía en un cobertizo frío y oscuro, donde sólo había una esterilla, y la mujer me obligaba a hacer todo el trabajo de la casa. Aunque al principio tenía prohibido hacer la comida y tocar a sus hijos porque consideraba que era sucia y podía estar enferma, al poco tiempo acabé ocupándome de todo, por supuesto sin cobrar nunca nada. Me pegaba por cualquier cosa, todo el tiempo.

¿Cuánto duró esa situación?

En la casa de Jartum estuve siete años, hasta que decidió mandarme a Londres a servir a la casa de su hermana, que estaba casada con un diplomático de la Embajada de Sudán. Fue allí donde, aprovechando la ausencia de esta mujer y su marido, que volvieron temporalmente a Sudán, logré contactar tras varios días con alguien que me entendió en árabe y me puso en contacto con un abogado.

¿Denunció a sus amos?

Les denuncié, pero tenían inmunidad diplomática y simplemente fueron deportados a Sudán. En cuanto a la familia de Sudán, allí nadie va a hacer nada porque es normal, al igual que en otros países africanos, donde muchos niños trabajan como esclavos domésticos y lo único que tienen a cambio es el sustento.

Tras su experiencia, ¿es optimista ante el futuro?

Ahora lo soy, aunque cuando logré escapar estaba completamente destruida, y tan traumatizada que ni siquiera podía comprender el hecho de ser libre. Pero ahora soy libre y puedo hablar por todos los que no tienen voz.

¿Cómo se puede luchar para acabar con la esclavitud infantil?

Uno de mis objetivos ahora es llevar a las montañas Nuba la educación para que los niños conozcan cuáles son sus derechos. La educación es lo más importante, porque es lo que va a proporcionar un futuro a los niños, y si tienen futuro tendrán una vida mejor.

¿Cuál es el principal obstáculo para solucionar el problema?

Es muy difícil cambiar la situación. Por ejemplo, en Sudán todos los dirigentes son árabes, y allí las personas de color no tienen ninguna oportunidad. Por eso creo que, si los niños negros se educan y conocen sus derechos, podrán enfrentarse mejor a los problemas.

Es sorprendente que en Europa existan casos como el suyo. ¿Qué hay que hacer si se sospecha de una de estas situaciones?

Hay que fijarse en si el niño es o no de esa familia, si va a la escuela... Pero si se sospecha hay que denunciarlo a la policía.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • Lejos de nosotros la funesta mana de pensar

    ¡Educar en el respeto al otro! ¿Pero no quedamos en que eso es una intolerable adoctrinamiento que hace el PSOE con ciudadanía? Es mucho mejor que los padres tengan derecho a lavar el coco con clases de religión; y a decidir si quieren que sean analfabetos, católicos o partidarios de la Kale Borroca, segun la "libre decisión" de los que adoctrinaron a esos padres posiblemente antes de que tuvieran raciocinio formado.

  • Lucila
    #2 Vota Vota

    -4 i Lucila 12-06-2008 08:22

    ¡Venga ya! Por supuesto que la educación es fundamentalísima, pero LA EDUCACIÓN DE VERDAD, no las doctrinillas de una hora empleadas para tapar los grandes problemas.Un buen sistema global contrarresta los atávicos y posibles fanáticos entornos familiares, si los hay, no la EpC. Las mayores bestialidades -aquí y en Sudán- se solucionan con JUSTICIA, una justicia efectiva y no colapsada. ¿De cuánto serviría para este problema concreto que los sudaneses de color estuvieran perfectamente educados si ningún tribunal efectivo condena y pena como delito de lesa humanidad la apropiación de un ser y la tenencia de un esclavo, y los otros tienen las manos libres para seguir haciéndolo ante la apatía de un Estado y del mundo entero?. ¿Sabe Vd., querido forero o forera, que en España hay cientos de miles de sentencias sin cumplir y que los criminales, maltratadores, toxicómanos violentos, psicópatas peligrosos... (entre otros posibles casos de diversos carices, no necesriamente tan lesivos) están en la calle y a sus anchas? ¿Vamos a arreglar eso con una horita en la ESO de recitado de buenos principios, o con una activación de la justicia, base del estado de derecho que fundamenta cualquier democracia digna de tal nombre?

  • EpC, no adoctrinamiento religioso

    Eso, no las doctrinillas de que no hay que comer chorizo en no se qué fechas, que los homosexuales que no sean curas son unos enfermos o que la mujer tiene un lugar destinado en el mundo del que no se debe salir. Educación de verdad, en valores de igualdad y de respeto.

  • Lucila
    #4 Vota Vota

    0 i Lucila 12-06-2008 14:03

    Sí, pero es que la EpC se queda en una doctrinilla más de buenas palabras, en este caso laicas, pero da igual. LA EDUCACIÓN NO ES ESO. Y además, insisto, sin un buen sistema deJUSTICIA es todo verborrea inoperante

  • pau
    #5 Vota Vota

    0 i pau 12-06-2008 16:51

    La educación no es eso...solamente, pero también. Si tenemos una Constitución en la que se contienen los valores que se supone (se supone, claro) que compartimos, como la igual dignidad de todas las personas, la no discriminación de la mujer, etc., es obligación del sistema educativo asegurarse de que el curriculum educativo las contempla. Cuando la gente repite eso de que EpC "adoctrina", me gustaría saber a qué se refiere. Hay cosas que compartimos y que están firmadas en un acuerdo de convivencia que se llama Constitución, y son de obligado cumplimiento.

  • Lucila
    #6 Vota Vota

    0 i Lucila 12-06-2008 21:38

    Pau, pues yo te diré a qué nos referimos muchos. No es sólo la EpC. Son la mitad de las cosas del sistema educativo: demasiadas y superficiales. Mira, la Educación Mediambiental se queda también en doctrina: cuando no hay una buena biología de base, los alumnos sólo repiten 4 consignas ecologistas sin entender nada de nada. Si no hay una historia del constitucionalismo, y un fundamento filosófico de la ética humana, ¿qué puede ser una hora semanal de EpC?. ¡Si es una hora chorra, como todo!. Pues memorizar cuatro consignas. Metodológicamente es pues un acto de fé. Es de cajón: cuando no hay conocimiento fundamentado, todo se queda en "doctrina", en cierto modo, en "acto de fé". Y ese es el método de los curas, de siempre. No sé si me explico. Como comprenderás no estoy en contra de la ética democrática, sino todo lo contrario. Pero insisto: ASÍ NO SE ADQUIEEERE

  • yoquese
    #7 Vota Vota

    0 i yoquese 12-06-2008 21:52

    Mende, ojalá que el resto de tu vida sea buena y digna de vivirse, y algo te compense de lo sufrido. La policía de Londres y otras personas al parecer te ayudaron. Quiero pensar que aquí también te hubiéramos ayudado, pero no sé. Tú devuelves mucho más con lo que haces, también por nosotros, que ni siquiera parece que te esceuchemos, metidos en nuestro ombligo y pretendiendo saber ma? que tú de lo que al parecer sirve y no sirve en las montañas de Sudán. Bendita seas.

No se admiten más comentarios en esta noticia