Público
Público

El 13 % de las familias griegas no cuenta con ningún tipo de ingresos

Hasta medio millón de personas se encuentran en una situación de absoluto desamparo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ajustes draconianos que el Gobierno de Papandreu ha tenido que adoptar para cumplir con lo impuesto por la UE para recibir el plan de rescate, ha provocado que a estas alturas el 13% de las familias griegas no dispongan de ningún tipo de ingresos, ni salarial ni asistencial.

Esta cifra se desprende de un documento del Banco de Grecia referente al primer semestre del año y difundido por el diario ateniense Kathimerini. El informe cifra en 500.000 el número de personas que vive en familias sin ningún tipo de ingreso.

Ese documento destaca que durante la primera mitad del año los salarios cayeron un 6,3 %, tanto en el sector público como en el privado, en comparación con el 9,1 % de caída registrado en los seis primeros meses de 2010. El dato de paro que recoge el informe es también alto, el 16 % de la población activa. Entre quienes trabajan, el 21 % lo hace a tiempo parcial.

La mitad de los desempleados lleva sin trabajo más de un año, mientras que la ayuda al desempleo en Grecia se recibe por un máximo de nueve meses y supone, aproximadamente, la mitad del salario mínimo.

Las previsiones del Banco de Grecia para 2012 son pesimistas, ya que pronostica un aumento del paro y de la inflación. Por ello, la entidad recomienda un cambio en el modelo de crecimiento que reduzca impuestos y tasas sociales a las empresas para flexibilizar el mercado laboral y fomentar la contratación.

Los datos del Banco de Grecia son confirmados por un estudio de la Confederación Helénica de Comercio publicado hoy y que asegura que la mitad de las familias griegas están tirando de sus ahorros para poder llegar a fin de mes.

Según el mismo estudio, el volumen de ventas del comercio minorista caerá un 10 % en 2011, lo que provocará más cierres de negocios en el sector y un aumento del paro.

Una clara señal del aumento de la precariedad de la vida en Grecia, sometida a una dura política de recortes a instancias del Fondo Monetario Internacional y de la Eurozona, es el aumento de ciudadanos griegos que acuden a solicitar servicios de ONG especializadas en la atención a los pobres.

El presidente de Médicos del Mundo en Grecia, Nikitas Kanakis, ha declarado recientemente a la emisora Skai que los griegos suponen ya el 30 % de los pacientes, en algunos barrios hasta el 95 %, mientras que hasta hace unos meses sus clientes eran principalmente inmigrantes.