Público
Público

15 detenidos en la segunda protesta de estudiantes británicos

Las diversas manifestaciones en todo el país contra la subida de las tasas universitarias y el recorte en educación dejan también ocho heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva revuelta estudiantil británica se ha saldado, de momento, con 15 detenidos y ocho heridos, según datos facilitados por Scotland Yard y los servicios médicos. Una portavoz del Servicio de Ambulancias de Londres precisó que tres personas precisaron ser trasladadas al hospital con heridas de carácter leve.

Los motivos de las protestas son los mismos de principios de mes: la subida de las tasas universitarias y el recorte que el Gobierno de David Cameron ha aplicado al presupuesto de la educación. La respuesta ha sido un gran despliegue policial para evitar que se repitan las escenas de hace dos semanas cuando los estudiantes llegaron a ocupar la sede del Partido Conservador

La marcha más multitudinaria ha sido la de Londres, donde cientos de policías trataron de frenar el intento de los estudiantes de entrar en Whitehall, el complejo de edificios que ocupa el Gobierno. La BBC mostró en directo imágenes desde un helicóptero en las que se pudo ver algunos choques entre los estudiantes y la policía, y cómo un grupo de jóvenes trataba de derribar un furgón policial.

La Policía vigila la sede del Partido Liberaldemócrata

La policía de Londres advirtió de que no tolerará ni acciones criminales, ni violencia, ni desórdenes. La movilización policial tenía como objetivo frenar el supuesto intento de los estudiantes de asaltar la sede del Partido Liberaldemócrata, socio de gobierno de los conservadores.

Asimismo, según la BBC, ha habido otras ocupaciones en numerosas universidades en el país, incluida la biblioteca Bodleian de la Universidad de Oxford. También ha habido protestas en otras ciudades como Manchester, Liverpool, Sheffield, Bristol, Southampton, Oxford, Cambridge, Leeds, Newcastle, Bournemouth, Cardiff, Glasgow y Edimburgo.

Un portavoz de la oficina del primer ministro denunció que, aunque la gente tiene 'derecho para participar en una protesta legal y pacífica', 'no hay lugar para la violencia o la intimidación'. El líder del principal sindicato estudiantil, el NUS, Aaron Porter, se ha desmarcado de los actos de violencia durante la protesta, como ya hiciera tras los sucesos del 10 de noviembre, cuando hubo 60 detenidos.

Clegg se comprometió a congelar el precio de las carreras

'Tenemos el derecho a protestar, tenemos el derecho a ejercer la desobediencia civil, tenemos el derecho a ocupar nuestras universidades', declaró por su parte Mark Bergfeld, portavoz de Education Activist Network, uno de los grupos convocantes de las protestas.

El plan del Gobierno es incrementar las tasas de matriculación en las universidades inglesas hasta las 9.000 libras (unos 10.600 euros) anuales y reducir de manera severa la financiación de los presupuestos de los centros de educación superior del país.

Los estudiantes responsabilizan a Nick Clegg, el líder de los liberal demócratas y vice primer ministro británico, de la subida de las tasas. Durante la campaña electoral de mayo, Clegg se había comprometido reiteradamente a congelar el precio de las carreras, pero tras su entrada en el Gobierno, el liberal ha acabado por plegarse a las decisiones de Cameron y su ministro de Finanzas, George Osborne.