Publicado: 15.09.2015 13:34 |Actualizado: 15.09.2015 13:34

Unos 180 refugiados saltan de un tren antes de llegar a Berlín

Viajaban desde Múnich e iban a ser repartidos entre un albergue de la capital alemana y un antiguo edificio ministerial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un grupo de refugiados a su llegada a la estación de trenes de Schönefeld. - EFE

Un grupo de refugiados a su llegada a la estación de trenes de Schönefeld. - EFE

BERLÍN.- Unos 180 refugiados han saltado del tren especial que les llevaba de Múnich, en el sur de Alemania, a Berlín, antes de llegar a su destino en la capital. Según ha explicado Jens Schobranksi, portavoz de la policía, de los 520 solicitantes de asilo que se esperaban en la estación ferroviaria berlinesa sólo han llegado 340.

El Portavoz ha precisado que según las informaciones de que dispone, el freno de emergencia fue activado varias veces cuando el tren circulaba por las regiones de Leipzig y Delitzsch, en el estado federado de Sajonia, así como en Dessau (Sajonia-Anhalt), en el este del país.



Según Schobranski, los refugiados que son repartidos en los diferentes centros de acogida primaria en todo el país no son escoltados por la policía. Por lo general, a bordo de los trenes viaja tan sólo personal de de la empresa de ferrocarriles, ya que se parte de la base de que los solicitantes de asilo están interesados en llegar a su destino, ha agregado.

De los 340 refugiados que han llegado a su destino, unos 150 serán acogidos en un antiguo edificio ministerial del "Land" de Brandeburgo, indicó el Ministerio del Interior de ese estado federado, que rodea la ciudad-estado de Berlín. En tanto, Berlín acogerá a alrededor de 190 solicitantes de asilo, que serán alojados en un albergue provisional.

Alrededor de 850 refugiados han llegado este martes a la estación central de Múnich incluso después del restablecimiento de los controles fronterizos con Austria. Está previsto que hasta esta tarde lleguen otros dos trenes con 500 solicitantes de asilo a bordo. El plan es redistribuir a los refugiados directamente desde la ciudad austríaca de Salzburgo y la localidad fronteriza alemana de Freilassing en trenes especiales a otros estados federados o en todo el territorio bávaro.