Público
Público

26 militares turcos muertos en la mayor ofensiva del PKK en años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) ha atacado esta noche objetivos militares en el sureste de Turquía, causando un total de 26 muertos y 22 heridos. Este ataque es el mayor golpe que se ha dado en los últimos años contra las Fuerzas Armadas, según fuentes policíales turcas.

La misma fuente explica que se ha tratado de un 'ataque coordinado y sincronizado' a varios puestos militares junto a la frontera iraquí en la comarca de Çukurca, en la provincia de Hakkari'.

Según fuentes locales, los guerrilleros eran más de 100. Desde Irak, se acercaron a las fronteras turcas y atacaron ocho puestos militares, entre unidades fronterizas y cuarteles del Ejército. Tras un intenso intercambio de fuego con armas de largo alcance que se alargó durante cuatro horas, los militantes kurdos regresaron hacia las montañas iraquíes.

La cadena NTV ha informado de que el jefe del Estado Mayor, Necdet Özel, y los jefes de los tres Ejércitos se han desplazado al lugar de los hechos. La respuesta no se hizo esperar y los militares turcos comenzaron a bombardear varias zonas de la provincia kurda iraquí de Dahuk, informa EFE.

Según el portavoz de la Unión Patriótica del Kurdistán, Karuán Anuar, las fuerzas armadas turcas están atacando con artillería las zonas de Zab, Amedin y la montaña de Matin, en la frontera entre Turquía e Irak, mientras aviones militares sobrevolaban el área. 'La zona es remota, por lo que todavía no hemos tenido acceso para saber la cantidad de fuerzas turcas y el número de víctimas y daños materiles', señaló Anuar.

Desde las elecciones del pasado 12 de junio, el PKK, a través de su brazo armado, las Fuerzas de Defensa Populares, ha incrementado sus ataques y el conflicto se ha recrudecido. Un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad, un gran número de militantes kurdos y al menos doce civiles han fallecido en los combates.

El de hoy ha sido el ataque más letal del PKK contra las tropas turcas desde mediados de la década de 1990, cuando un comando de rebeldes kurdos detuvo un autobús militar y asesinó a los 33 soldados desarmados que viajaban en él.

El PKK fue fundado en 1973 por Abdullah 'Apo' Öcalan, líder histórico y único presidente de la organización. En 1984 se levantó en armas para reivindicar la independencia y la configuración de un Estado socialista para la nación kurda, con más de 12 millones de habitantes.

El territorio que comprendería el Kurdistán está repartido entre cuatro estados: el Kurdistán noroccidental, en Turquía; el Kurdistán meridional, en Irak; el Kurdistán oriental, en Irán; y el Kurdistán suroccidental, en Siria, a los cuales hay que añadir un pequeño enclave kurdo en Armenia.

Desde entonces, se estima que más de 45.000 personas han fallecido en una guerra no declarada entre fuerzas de seguridad turcas y rebeldes kurdos. Un conflicto que se recrudeció especialmente en los años 90.

Tras la Guerra del Golfo Sadam Husseim aplastó un levantamiento kurdo y hubo miles de muertos. En 1992, se produce el 'Newruz sangriento' en el que se estima que el ejército turco asesinó a 200 manifestantes kurdos. En la segunda mitad de los 90, el ejército turco amplía su represión contra los kurdos destruyendo más de 3.000 aldeas kurdas.

Öcalan fue capturado en Kenia en 1999 y condenado a cadena perpetua con cargos de terrorismo y separatismo armado. De tradición marxista, cambió su pensamiento a finales de los 90 hacia teorías contemporáneas de pensadores como Immanuel Wallerstein y desarrolló un concepto democrático-ecológico llamado Confederalismo Democrático.

El 28 de septiembre de 2006, el líder kurdo pidió a los militantes del PKK que cesaran la lucha armada a menos que 'seamos amenazados por una destrucción total'.