Publicado: 17.10.2014 11:18 |Actualizado: 17.10.2014 11:18

27 excursionistas mueren y otros 300 están desaparecidos tras una fuerte tormenta en Nepal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nepal sufre una de sus peores tragedias turísticas y de montañismo con la muerte de 27 personas —entre ellas varios extranjeros— y 300 más que están desaparecidas y sin ser contactadas, tras fuertes tormentas de nieve.

El peor accidente en las montañas del país asiático se remontaba a 1995, cuando 26 escaladores —12 japoneses y 14 sherpas nepalíes— fallecieron en el ascenso al Everest.

Este año se está demostrando especialmente mortal en las alturas nepalíes: 16 sherpas fallecieron en un alud cuando se dirigían a uno de los campamentos base de la montaña más alta del mundo en abril.

Pero la actual tragedia es diferente.

El ascenso a los mayores picos del mundo es una misión de alto riesgo y muy peligrosa, pero no así el senderismo, que era lo que practicaban la mayor parte de las víctimas de estos días.

La mayoría de los fallecidos realizaban el popular circuito del Annapurna, una ruta de 240 kilómetros que se recorre en 21 días, no exige preparación de montañismo y que realizan unas 20.000 personas al año, la mayoría turistas en camiseta corta.

Esta época del año es la mejor para realizar senderismo en Nepal dado el buen tiempo y la ausencia de precipitaciones, pero el paso del ciclón Hudud por la vecina India provocó fuertes lluvias y tormentas de nieve.

Los meteorólogos nepalíes habían advertido de posibles nevadas hace una semana, pero no se activaron las alarmas, dijo a Efe Subash Rimal, del Departamento de Meteorología del Gobierno de Nepal.

Para los senderistas las advertencias llegaron muy tarde o se encontraban en zonas remotas sin comunicaciones.

La noche del martes una gran tormenta de nieve azotó el circuito de Annapurna, lo que dejó a cientos de personas aisladas.

Doce senderistas fallecieron en el paso Throung La, que con una altitud de 5.419 metros es el punto más alto del Annapurna.

"Varios grupos dejaron el campamento por la mañana. Y poco después comenzó a nevar. Las huellas se cubrieron por la nieve", explicó Bidur Kuikel, del proyecto de Conservación del Área del Annapurna.

Entre los fallecidos se encuentran israelíes, canadienses, polacos y nepalíes.

Un israelí protagonizó el milagro de la tragedia cuando fue rescatado el jueves tras permanecer 48 horas cubierto de nieve hasta el cuello.

Hasta el momento 226 personas han sido rescatadas con vida, entre ellas cinco españoles que se encontraban en el lago Tilicho, el más alto del mundo, a 4.900 metros, dijo un portavoz de la Asociación de Agentes de Senderismo de Nepal, Machindra Aryal.

Pero las autoridades de Nepal continúan sin poder contactar con unos 300 senderistas y montañeros, entre ellos al menos 60 extranjeros.

Unas 200 personas se encuentran en las cercanías del paso Throung La, dijo Aryal.

El portavoz afirmó que estas personas podrían estar en dos campos situados a 4.450 y 4.850 metros, donde se suele parar antes de acometer el ascenso al paso Throung La.

Este área dispone habitualmente de conexión telefónica, pero las comunicaciones están cortadas debido a las tormentas de nieve y los equipos de rescate no han podido llegar hasta la zona, explicó Dinesh Kumar Thapaliya, delegado del Gobierno en el oeste de Nepal.

Otras 100 personas, entre ellas unos 60 extranjeros, están también fuera de contacto en la remota región de Dolpo, cercana a la frontera tibetana, dijo el agente de senderismo Jitendra Jhankri.

La fuente indicó que es normal que no haya contacto con ellos ya que en esta zona no hay nunca comunicaciones telefónicas. "Es muy poco probable de se hayan visto afectados por la tormenta", afirmó Jhankri. El Ejército nepalí, que lidera las operaciones de búsqueda y rescate, está tratando de llegar a las zonas cortadas por la nevada.

Nepal acoge ocho de los 14 picos más altos del mundo, un imán para el turismo, que supone un 4% del PIB. Pero los expertos no creen que el sector se vea afectado tras esta tragedia. "Ha habido accidentes en el pasado", dijo a Efe Narendra Lama, de Conservación del Área del Annapurna. "La gente viene buscando aventura. Y el senderismo es una aventura", añadió.