Público
Público

27 mineros permanecen atrapados en un yacimiento de Nueva Zelanda

Dos trabajadores ya ha sido rescatados y otros tres están camino de serlo tras la explosión en una mina de carbón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de auxilio han rescatado con vida a dos de los 29 mineros que quedaron atrapados este viernes en una mina de carbón del norte de Nueva Zelanda, a unos 1.500 metros de profundidad, después de una explosión en el yacimiento.

Según las autoridades, otras tres personas están camino de salir a la superficie, según Radio New Zealand.

El director gerente de la compañía Pike River, Peter Whittal, señaló que los dos neozelandeses a salvo, que tenían heridas de escasa gravedad, han sido trasladados al hospital Grey, en la población de Greymouth, a unos 50 kilómetros suroeste del yacimiento.

Whittal indicó que de las 27 personas que permanecen atrapadas son 15 mineros de la plantilla y 12 contratados locales. 'Por ahora no sabemos si están atrapados o decidieron permanecer bajo tierra y protegerse', dijo Whittall a la cadena Television 3.

Helicópteros, seis ambulancias, equipos de rescate y familiares de las víctimas se encuentran en la entrada de la mina.

La explosión sucedió a las 16.30 hora local (03.30 GMT) y no se dio la alarma hasta una hora después, cuando el equipo en el interior del yacimiento no se comunicó con la superficie cuando estaba previsto.

La policía informó que no tenía conocimiento de que hubiera muertos, como habían informado algunos medios. 'No hay víctimas fatales confirmadas', dijo a Reuters una portavoz policial. 

La compañía produce carbón de coque usado en la industria siderúgica y ha sufrido varios problemas técnicos, entre ellos las caídas de rocas, que habían aplazado el inicio de la producción. 

La nueva mina, que comenzó a producir carbón este año, está excavada en la ladera de una montaña en la Isla Sur, adentrándose en un depósito que, según un visitante reciente, era relativamente gaseoso. 

La mina de Atarau, donde se extrae carbón de alta calidad para producir acero que luego se vende al mercado indio, se encuentra cerca de otro yacimiento ya cerrado donde 18 trabajadores perdieron la vida en una explosión en 1968.