Público
Público

30.000 evacuados en Lourdes por un falso aviso de bomba

Una llamada anónima alertó de la colocación de cuatro artefactos explosivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una llamada anónima que avisó sobre la colocación de cuatro bombas provocó el miedo en el santuario mariano de Lourdes, en losPirineos franceses, y la evacuación temporal de los 30.000 peregrinos congregados en ese lugar de culto para celebrar la festividad católica de laAsunción, según Efe.

La comisaría de Lourdes recibió una llamada telefónica a mediodía que alertaba de que cuatro artefactos explosivos, colocados en diferentes lugares del santuario, harían explosión a las 15.00 horas, por lo que las fuerzas de seguridad difundieron un mensaje en seis idiomas para proceder al desalojo de los fieles. Según informó la policía, la llamada que alertó sobre la supuesta colocación de las bombas fue efectuada por un hombre desde una cabina pública.

Tras dos horas y media de búsqueda, los artificieros de los servicios policiales de Bayona, apoyados por perros de rastreo, dieron por terminada su labor sin encontrar ningún explosivo y permitieron lareapertura del santuario.

La labor policial permitió que se retomaran a tiempo las ceremonias religiosas previstas, incluida la procesión programada en el complejo de Nuestra Señora de Lourdes a las 16.30 horas.

La evacuación de los creyentes que se habían desplazado hasta Lourdes, en la fecha que más feligreses congrega el santuario mariano, se desarrolló sin incidentes y en menos de dos horas. Durante el tiempo que el santuario permaneció desalojado, parte de los fieles se dispersó por las calles de la localidad de Lourdes, en el suroeste de Francia, donde habitan unas 15.000 personas.

Otros prefirieron permanecer entonando cánticos religiosos cerca de las entradas que dan acceso a las basílicas de la InmaculadaConcepción y del Rosario o a la iglesia subterránea dePío X, templos clausurados por las fuerzas de seguridad para su examen.

No es la primera vez que el santuario recibe un aviso de bomba pues el 27 de octubre de 2002, la iglesia subterránea San Pío X, uno de los 22 lugares de culto emplazados en el complejo de 50 hectáreas que constituye Lourdes, tuvo que ser evacuada por un episodio similar.