Publicado: 15.08.2015 12:30 |Actualizado: 15.08.2015 14:06

Mueren 40 inmigrantes asfixiados
en la bodega de un barco en una nueva tragedia en el Mediterráneo

En la embarcación viajaban unas 300 personas. Ha sido localizada al sur de la isla italiana de Lampedusa, a 34 kilómetros de la costa de Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ROMA.- Al menos 40 personas han muerto asfixiadas en la bodega de un barco en el Mediterráneo con unos 300 inmigrantes a bordo, según ha informado la Armada italiana. La embarcación ha sido localizada al sur de la isla italiana de Lampedusa, a unos 34 kilómetros de Libia, por el buque militar 'Cigala Fulgosi'. 

De acuerdo al portavoz de la marina italiana, Costantino Fantasia, la barcaza transportada unas 300 personas cuando encaró dificultades a poco de salir de la costa de Libia, pero no llegó a volcar. Explicó que los muertos estaban "presumiblemente en la bodega", aunque los detalles del suceso todavía no están claros ya que la misión de rescate continúa trabajando.



Massimo Tozzi, comandante de la nave de la Marina Militar Cigala Fulgosi, unidad responsable de este rescate, ha confirmado que se han salvado a "319 personas de varias nacionalidades, entre ellas tres menores". Además, ha apuntado a que "aún se está procediendo al recuento de víctimas mortales" y que la Marina continúa peinando la zona en busca de posibles desaparecidos. Tozzi ha relatado que los supervivientes se encuentran actualmente a bordo de la nave de la Marina italiana, a la espera de ser trasladados a puertos del país, y que han sido sometidos a reconocimiento médico.

Angelino Alfano: "La crisis en Libia es un volcán activo que se encuentra no frente a Italia, sino a Europa"

Por su parte, el ministro del Interior, Angelino Alfano, ha reiterado su llamamiento a la comunidad internacional y ha dicho que "la crisis en Libia es un volcán activo que se encuentra no frente a Italia, sino a Europa". "El problema de la inmigración afecta a la comunidad internacional", ha señalado Alfano en una rueda de prensa, al tiempo que ha aseverado que "después de (el fin del régimen del fallecido dictador Muamar el) Gadafi Italia ha pagado y mucho".

Se trata de la última tragedia en el mar Mediterráneo. En lo que va de año, al menos 2.300 inmigrantes y solicitantes de asilo han perdido la vida intentando alcanzar las costas europeas, según el último balance de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). En el conjunto de 2013 se produjeron 3.279 muertes según datos oficiales.

El martes pasado hasta 50 inmigrantes desaparecieron después de que una gran lancha de goma se hundiese en el Mediterráneo mientras que casi 2.000 personas han sido rescatadas a lo largo de la semana. Se estima que alrededor de 200 inmigrantes fallecieron a principios de este mes en la costa de Libia, cuando el barco que los transportaba naufragó.

Contrabandistas, la mayor parte de ellos con sede en Libia, cobran miles de euros por pasaje y en lo que va de año ya han transportado a más de 100.000 personas por mar hasta Italia, según el ministerio del Interior italiano.