Público
Público

Unos 5.150 civiles, de ellos 1.180 menores, han muerto desde 2015 por el conflicto en Yemen

Los bombardeos de la coalición que encabeza Arabia Saudí están detrás de la mayoría de estas muertes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un niño yemení entre las tumbas de un cementerio en Sanaa, la capital e Yemen. AFP/Mohammed Huwais

Alrededor de 5.150 civiles han muerto y otros 8.700 han resultado heridos en Yemen desde marzo de 2015 a causa del conflicto en el país, según un informe publicado este martes por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El informe destaca que entre las víctimas mortales figuran 1.184 menores de edad, entre los que también hay 1.592 heridos, resaltando que los bombardeos de la coalición que encabeza Arabia Saudí están detrás de la mayoría de estas muertes.

En este sentido, ha manifestado que 3.233 de los civiles muertos en el conflicto han sido causados por las operaciones de la coalición, a la que ha acusado de bombardear funerales, mercados, hospitales, escuelas, zonas residenciales y otras infraestructuras públicas y privadas.

El organismo ha indicado que los huthis y las fuerzas leales al expresidente Alí Abdulá Salé son responsables del 67 por ciento de los 1.702 casos de reclutamiento de niños soldado.

Asimismo, ha detallado que las provincias más afectadas por el conflicto son Adén, Hodeida, Saná y Taiz, afirmando que la crisis humanitaria (con 18,8 millones de personas en necesidad de ayuda y 7,3 millones al borde de la hambruna) es "resultado directo" de las acciones de las partes en conflicto. "En muchas ocasiones, la información obtenida sugiere que los civiles habrían sido atacados de forma directa, o que las operaciones fueron llevadas a cabo sin tener en cuenta su impacto en civiles", señala el informe.

El documento contempla además que "en algunos casos, la información sugiere que no se tomaron medidas para mitigar el impacto sobre los civiles de las operaciones".

Además, denuncia que "los esfuerzos mínimos de cara a la rendición de cuentas durante el último año son totalmente insufientes para responder a la gravedad de las violaciones y abusos que se cometen cada día en Yemen", añadiendo que la comisión nacional establecida para investigar estos casos no es percibida como imparcial.

Varios yemeníes sobre las ruinas de un edificio de la capital del país, Sanaa, derruido por los bombardeos. APF/Mohammed Huwais

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha reclamado una investigación internacional e independiente sobre estos abusos del Derecho Humanitario en Yemen.

"Una investigación internacional alertaría a las partes en conflicto de que la comunidad internacional está vigilando y decidida a hacer rendir cuentas a los responsables de las violaciones y los abusos", ha argumentado.

"Pido a las partes en conflicto, a los que les apoyan y a aquellos con influencia sobre ellos que tengan piedad con el pueblo de Yemen y tomen medidas inmediatas para dar ayuda humanitaria a los civiles y justicia a las víctimas de las violaciones", ha remachado.

El conflicto entre el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición liderada por Arabia Saudí, y los huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales a Salé, estalló hace más de dos años y ha causado estragos en el país más pobre del mundo árabe.

El conflicto ha destrozado la inmensa mayoría de las infraestructuras de Yemen, por lo que gran parte de la población se ha quedado sin medios de vida y sufre inseguridad alimentaria.