Publicado: 07.04.2015 17:43 |Actualizado: 07.04.2015 17:43

Unas 550 personas mueren en Yemen en menos de tres semanas

La ofensiva militar contra los hutíes deja también más de 1.700 heridos, según la OMS, que reconoce que es una estimación "a la baja" y que hay más víctimas que no se han contabilizado

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un hombre entre los escombros de una casa derruida por un bombardeo en el pueblo de Okash, cerca de Saná. - REUTERS

Un hombre entre los escombros de una casa derruida por un bombardeo en el pueblo de Okash, cerca de Saná. - REUTERS

GINEBRA.- Al menos 549 personas han muerto y otras 1.707 han resultado heridas en Yemen desde que comenzó la ofensiva militar contra los rebeldes hutíes, el pasado 19 de marzo, según datos proporcionados este martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los datos con los que contamos incluyen lo que se ha registrado desde el 19 de marzo hasta el 3 de abril, pero sabemos que es una estimación a la baja y que hay más víctimas que no se han podido contabilizar", afirmó en una rueda de prensa Christian Lindmeier, portavoz de la OMS.

El portavoz añadió que entre el total de víctimas registradas, 217 personas fallecidas y 516 heridos eran civiles. Asimismo, el portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Christophe Boulierac, señaló en la misma rueda de prensa que su personal sobre el terreno ha contabilizado 74 niños muertos y 44 heridos, como resultado de los combates, aunque también advirtió de que estos números son una estimación a la baja de la realidad.



Boulierac también aclaró que no podía especificar qué niños habían fallecido como consecuencia directa de artillería o bombardeos, y cuáles habían muerto por no contar con la respuesta necesaria a enfermedades o condiciones previas. "Hay que tener en cuenta que la 'normalidad' de la gran mayoría de niños en Yemen antes del conflicto era la malnutrición crónica. Muchos dependían de ayuda para sobrevivir, una asistencia que se ha visto interrumpida en las últimas semanas", explicó Boulierac.

"Además, existe el problema del acceso al agua potable, que se hace cada vez más difícil, lo que nos hace temer la posibilidad de brotes de enfermedades graves como la diarrea", agregó. El portavoz de UNICEF afirmó que se calcula que al menos un millón de niños yemeníes no pueden ir a la escuela.

Por otra parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que por ahora no han registrado grandes movimientos de personas huyendo del país, aunque especificó que 32 yemeníes han cruzado a Somalia, un trayecto que también han emprendido 90 somalíes que vivían en Yemen. Asimismo, el ACNUR sabe de unos 50 yibutíes que han retornado a su país desde Yemen.  Por su parte, la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) informó de que ha ayudado a 159 etíopes a regresar a su país desde Yibuti, adonde habían llegado procedentes de Yemen.