Público
Público

700 detenidos en una marcha indignada en Nueva York

Las detenciones se produjeron cuando los manifestantes obstruyeron el puente de Brooklyn

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía ha detenido a unas 700 personas durante una manifestación no autorizada en el Puente de Brooklyn, Nueva York. Posteriormente han sido puestas en libertad, habiéndoseles emitido las correspondientes citaciones judiciales y el tráfico ha sido reabierto a las 08.05 horas (00:05 GMT del domingo).

Los manifestantes marchaban desde Zucotti Park, donde se sitúa el campamento de los manifestantes, hacia el Puente de Brooklyn en la decimoquinta jornada de protesta. Los arrestos se produjeron cuando un numeroso grupo se separó de la columna que caminaba por la zona peatonal del puente y se instaló sobre los carriles en dirección a Brooklyn.

La Policía advirtió a los manifestantes de que si no marchaban por la zona peatonal serían detenidos.'Alguno se conformó y tomó el camino sin ser detenido, pero otros continuaron en la calzada' ha dicho un agente del cuerpo policial. Algunos testigos han descrito una escena caótica en el famoso puente colgante, en el que un mar de agentes de la Policía rodearon a los manifestantes usando una malla naranja.

En Estados Unidos se va extendiendo la indignación mientras continúan las protestas contra Wall Street y la ocupación del parque de Manhattan. Las reivindicaciones, que comenzaron el 17 de octubre con la acampada 'Occupy Wall Street' en el centro financiero, pretenden denunciar los excesos del capitalismo. Las demostraciones señalan la impaciencia creciente de grupos cruciales para la reelección del presidente Barack Obama: los jóvenes, las minorías, los sindicatos, las mujeres.

Hoy un grupo de activistas se ha congregado en Washington. 'Pedimos el arresto de (el presidente de la Reserva Federal) Ben Bernanke, por todo el dinero de los ciudadanos que se ha usado para salvar a los bancos', ha dicho un veterano activista que se ha identificado sólo como AmonopNDC.

'El Gobierno entero debería cerrar', ha sentenciado el indignado mientras una llovizna caía sobre los jóvenes congregados en McPherson Square, a cuatro cuadras de la Casa Blanca. 'Este Congreso quiere cortar los fondos al Seguro Social. Estos no son privilegios, son derechos que la gente se ha ganado con su trabajo', ha añadido AmonopNDC.

El sábado, la policía arrestó en Massachusetts a dos docenas de personas entre unos 3.000 manifestantes que ocuparon brevemente las oficinas en Boston de Bank of America, el mayor banco del país, en apoyo a los cientos de personas que desde hace semana ocupan el parque Zuccotti de Manhattan como crítica hacia los bancos, el sistema político, los desahucios y el alto desempleo. Miembros del colectivo han prometido continuar el campamento durante el invierno.

El campamento de protesta está adornado con pancartas y eslóganes contra Wall Street. Hay una cocina improvisada y una librería, y famosos como el director de cine Michael Moore y la actriz Susan Sarandon han mostrado su solidaridad.

Las protestas neoyorkinas se han extendido por diferentes ciudades. En San Francisco, cientos de personas se solidarizaron con el movimiento y se manifestaron frente a las oficinas de una sucursal de Chase Bank, en Market Street, donde la policía detuvo a seis de los manifestantes. Los indignados de la ciudad de la costa oeste reclamaron que 'se escuche la voz del 99 por ciento del país y no la del 1 por ciento que sigue enriqueciéndose'.

En Raleigh, Carolina del Norte, un grupo denominado 'Occupy Raleigh' ha convocado este domingo a activistas, sindicatos, iglesias y comunidades a una reunión para organizar protestas similares en esa ciudad.

Otras ciudades ya se manifestaron el pasado viernes logrando una gran acogida: Unas 100 personas se congregaron frente al edificio de la Reserva Federal de Chicago y otras 500 salieron a las calles en Albuquerque.