Publicado: 18.05.2014 13:55 |Actualizado: 18.05.2014 13:55

El 76% de los suizos rechaza fijar un salario mínimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los suizos rechazaron este domingo en referéndum y por una amplia mayoría la instauración de un salario mínimo legal de 4.000 francos (3.270 euros) o 22 francos la hora (18 euros). El 76% de los votantes votó en contra de la propuesta patrocinada por los sindicatos y apoyada por el Partido Socialista y Verde y que pretendía ser una forma de contrarrestar la creciente desigualdad salarial en uno de los países más caros del mundo. En No venció en 19 de los 26 cantones del país.

La Confederación Helvética forma parte de la minoría de países europeos que carece de una legislación que regule una remuneración mínima, como sí la tienen 21 de los 28 países de la Unión Europea -bloque al que Suiza no pertenece-, aunque a niveles muy inferiores al propuesto en el referéndum de este domingo en Suiza.  De haberse aprobado, esta remuneración mínima habría sido la más elevada del mundo.

La Federación Sindical Suiza (SGB) ya ha expresado ya su decepción por el resultado, ya que el rechazo a la propuesta es aún mayor de lo pronosticado por las encuestas.

Aunque cada vez gana más espacio en el debate público el aumento de la desigualdad salarial y social en el país, los suizos son reacios a pedir al Estado que regule cuánto debe ganar un trabajador y a imponer una decisión de ese tipo a los pequeños y medianos empresarios, que generan dos de cada tres empleos en Suiza. Las organizaciones patronales helvéticas se oponían a la propuesta con el argumento de que una subida del salario mínimo restaría competitividad a Suiza y provocaría reducciones de plantilla.

Las autoridades suizas estiman que aproximadamente 1 de cada 10 trabajadores tienen dificultades para pagar la el alquiler de su vivienda aunque trabajen a tiempo completo, debido al alto coste de la vida en el país. El sueldo medio por hora en Suiza es de 33 francos suizos (27 euros). Según las estadísticas oficiales, de las 339.000 personas que actualmente cobran por debajo de ese mínimo.

Los salarios más bajos en Suiza corresponden, de manera general, a las actividades de limpieza, a la restauración, la hostelería, la venta y al cuidado de personas, ocupaciones en las que se utiliza ampliamente el trabajo a tiempo parcial. Esta modalidad de empleo, muy común en Suiza, penaliza al trabajador que percibe proporcionalmente menos de lo que ganaría en un empleo a tiempo completo.  Durante la campaña del referéndum, representantes de ramas de la hostelería y la restauración advirtieron repetidamente de que establecer un salario mínimo obligaría a los pequeños y medianos empresarios a eliminar puestos de trabajo. Ambas actividades económicas constituyen la cuarta fuente más importante de empleo en la Confederación Helvética.

El pasado noviembre, en otro referendum, los ciudadanos suizos rechazaron una propuesta para limitar los salarios de los directivos de las empresas. Pero unos meses antes, en febrero, votaron ampliamente a favor de dar más poder a los accionistas de las empresas para controla  las retribuciones de los altos directivos.

Además, Suiza tendrá que anular la compra de 22 aviones de combate tipo Gripen a Suecia tras el resultado de otro referéndum celebrado hoy, en el que el 53,4% de votantes se pronunció en contra de esta adquisición. Estos resultados provienen de 20 de los 26 cantones de la Confederación Helvética. El gasto de 3.000 millones de francos suizos (2.500 millones de euros) para la compra de ese equipamiento bélico fue aprobado el pasado septiembre por el Parlamento, tras lo cual el colectivo "Por una Suiza sin ejército" lanzó una iniciativa popular en contra que acabó con la convocatoria de un referéndum.

El resultado de la consulta popular  obligará a anular la operación pactada con Suecia y que tenía por finalidad reemplazar una flota de otro tipo de aviones de combate que, con treinta años de funcionamiento, son considerados obsoletos.  El Gobierno indicó que examinará, junto con el parlamento, las "soluciones de reemplazo" para cubrir las "lagunas de seguridad" que se han creado tras este resultado. "Vamos a poner todo en obra para resolver esas lagunas en un tiempo apropiado en este contexto difícil. En los próximos meses, evaluaremos las diferentes opciones para encontrar la mejor" para el ejército, dijo el ministro de Defensa, Ueli Maurer.

Asimismo, los suizos se pronunciaron este domingo a favor de la propuesta de que se prohíba de por vida a las personas condenadas por abuso sexual de niños ejercer cualquier actividad en la que estén en contacto con menores.
Esta iniciativa recibió un 63,5% de votos a favor y triunfó en la totalidad de los 26 cantones de Suiza. Según los que hicieron este planteamiento, muchos pedófilos son reincidentes y su presencia en escuelas, organizaciones de discapacitados o entidades deportivas constituye un peligro permanente.

Al comentar este resultado, la ministra suiza de Justicia, Simonetta Sommaruga, anunció que presentará en los próximos meses un proyecto de ley para aplicar la voluntad popular, pero advirtió de que la iniciativa transgrede la Constitución y que su implementación será difícil. Una de las cuestiones más difíciles a resolver es que la iniciativa no prevé excepciones y la medida debe aplicarse independientemente de la gravedad de la pena, con lo que un joven de 19 años que hubiese mantenido relaciones sexuales con su novia de 15 años también resultaría afectado, indicó la ministra.

Los suizos son convocados a las urnas cuatro veces al año para pronunciarse sobre las cuestiones más diversas, de alcance federal o cantonal. Los temas sometidos a consulta popular concitaron en esta ocasión la atención de los ciudadanos, como lo demuestra que la tasa de participación (56%) haya sido una de las más elevadas en los últimos diez años.


http://www.quoners.es/debate/estarias-a-favor-o-en-contra-de-realizar-un-referendum-sobre-la-constitucion-para-permitir-el-voto-electronico-a-los-ciudadanos-a-traves-de-internet