Público
Público

7.777 detenidos en una redada "global" en la UE

España dirige la primera gran operación de coordinación europea contra el crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera operación policial conjunta de la Unión Europea (UE) contra el crimen organizado se ha saldado con 7.777 detenidos, 787.100 registros y 2.780.000 euros invertenidos. El director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, presentó hoy en Bruselas las cifras del amplio dispositivo, que no estaba dirigido contra ninguna amenaza concreta.

En otras palabras, 256.000 agentes de los 15 países participantes realizaron una macro redada contra todas las formas de criminalidad organizada con la intención de sumar detenciones y confiscaciones. 'Las cifras son superiores a las esperadas', aseguró Velázquez, destacando la magnitud de la operación más allá de la calidad de las detenciones.

De hecho, el responsable de la Policía y la Guardia Civil no detalló ni el número de detenidos que pasaron a disposición judicial, ni el de los que fueron puestos en libertad sin cargos. La Operación Global Europea se desarrolló entre el 7 y el 10 de junio de forma simultánea en Bélgica, Bulgaria, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal y Rumania, e implicó a cuatro agencias europeas de seguridad (Frontex, Eurojust, Sirene y Europol) con el apoyo de Interpol.

En España fueron movilizados 86.248 agentes del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Agencia Tributaria, que detuvieron a 1.927 personas, entre las que había 528 reclamadas por la Justicia. También aprehendieron 452 kilos de cannabis, 174 gramos de heroína, 660 kilos de cocaína y 16 kilos de drogas sintéticas.

La operación, coordinada por España, es la primera que trasciende los dispositivos de cooperación bilateral entre estados. Velázquez la consideró 'un test' sobre la capacidad de la UE para actuar conjuntamente contra el crimen organizado, y recomendó repetirla una vez por año.

Sin embargo, más allá de la 'comunicación en tiempo real' entre las diferentes policías, no está claro que este tipo de operaciones 'globales' tenga un valor añadido, ya que sus impulsores no han aclarado si, tras las grandes cifras, son más útiles que las bilaterales para atacar las redes del crimen organizado.