Publicado: 04.08.2014 19:31 |Actualizado: 04.08.2014 19:31

Abatido el palestino que atacó con una excavadora un autobús en Jerusalén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos personas murieron este lunes en Jerusalén y al menos cinco resultaron heridas en un atentado perpetrado por un palestino de la aldea de Yabel Mukabar, en la parte este de Jerusalén, según informaron fuentes policiales. El palestino empleó una excavadora para volcar un autobús de línea en la céntrica calle Shmuel Hanaví de la ciudad santa, antes de ser abatido por agentes de seguridad que estaban en el lugar.

"El terrorista salió de una obra y atropelló a un viandante. Después embistió con la pala del tractor a un autobús y lo volcó", dijo a los medios el jefe de la Policía de Jerusalén, Yosi Pariente. La víctima, de 25 años, resultó herida de gravedad y murió mientras era atendida por los servicios de emergencia que se desplazaron al lugar de los hechos. Testigos relataron que el tractor recorrió unos 150 metros antes de embestir al autobús y que se llevó por delante todo lo que había en su camino. Los heridos son el conductor del autobús, tres pasajeros y uno de los tres agentes que abatieron al atacante.

Según Pariente, los tres policías se encontraban en la zona por casualidad y, al ver lo que ocurría, se bajaron de sus vehículos y dispararon al conductor del tractor, identificado como Muhamad Naif Yabis, residente en una aldea palestina del sureste de Jerusalén. Según una fuente policial citada por el Canal 10, el agresor, en la veintena, tenía expediente delictivo por haber presuntamente tomado parte en actividades nacionalistas ilícitas.

Su familia es interrogada ahora por agentes del servicio secreto israelí para saber si se trata de un acto individual o de algún tipo de atentado a petición de alguna organización armada, según el servicio de noticias Ynet. "Teníamos advertencias sobre este tipo de incidentes desde que comenzó la operación (Margen Protector)", reconoció el ministro de Seguridad Interior, Itzhak Aharonovich, al referirse a la ofensiva militar que su país lanzó el pasado 8 de julio en la Franja de Gaza.

La operación militar, en la que han muerto unos 1.800 palestinos y 60 israelíes, está provocando una gran tensión entre la mayoría judía y la minoría palestina de Israel, así como enfrentamientos en Jerusalén Este y en Cisjordania entre manifestantes palestinos y las fuerzas israelíes de seguridad. Este lunes, mientras una ambulancia se llevaba el cadáver del atacante palestino, jóvenes israelíes corearon eslóganes racistas y aplaudieron la acción de los agentes de seguridad.

Los ataques con tractores y excavadoras fueron comunes en la "ciudad santa", donde viven israelíes y palestinos, en el año 2008, cuando se produjeron varios sucesos parecidos en la principal calle de la ciudad. Por su parte, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, afirmó que "se ha evitado un gran atentado",e instó a ambas comunidades a "no tomarse la justicia por su mano".