Público
Público

Dos abogados belgas denuncian a Israel por crímenes de guerra

Presentan cargos contra 14 políticos el mismo día que empieza en los puertos suecos una semana de boicot a los productos israelíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos abogados belgas han decidido denunciar a 14 políticos israelíes por crímenes de guerra en Gaza durante la invasión del pasado año. Apelando a su jurisdicción en materia de justicia universal, Georges-Henri Beauthier y Alexis Deswaef, presentan un nuevo órdago contra parte del anterior Gobierno, señalando directamente con el dedo al ex primer ministro, Ehud Olmert y a la ex ministra de exteriores, Tzipi Livni, entre otros.

En su informe, los letrados recogen los testimonios de un médico palestino, Said El-Okka que, junto con sus dos hermanos, vio cómo sus cosechas de olivos eran destrozadas por el fósforo blanco del Ejército israelí. También cuentan con testimonios del bombardeo a la mezquita de Al-Maqadmah, próxima al campo de refugiados de Al Jabaliya, en el que murieron 16 civiles.

En total, los abogados representan a las familias de 13 víctimas durante la operación Plomo Fundido, que dejó 1.400 muertos, un tercio de ellos, niños. En el documento de 70 páginas que se entregará a la Justicia, los abogados afirman que 'Israel no respeta la independencia, la imparcialidad y laequidad que exige el derecho internacional de los derechos del hombre'.

Beauthier y Deswaef hacen referencia al Informe Goldstone de Naciones Unidas que acusa tanto a Israel como a Hamás de crímenes de guerra y solicitan que la Justicia belga tenga en cuenta su demanda ya que Palestina 'al no estar reconocida como un Estado, no tiene la capacidad para presentar esta denuncia'.

Según informa Le Monde, no es la primera vez que un abogado belga emprende una campaña de este tipo. En 2001, un grupo de palestinos y libaneses trataron de conseguir que se juzgara al ex primer ministro, Ariel Sharon, por las matanzas de Sabra y Chatila en 1982.

Esto provocó un encontronazo diplomático entre Bélgica e Israel pero no cuajó porquelos abogados belgas no respetaron un requisito esencial para poder apelar a la justicia universal en su país: queal menos un ciudadano belga esté implicado en el caso. En esta ocasión es distinto, ya que El-Okka posee la nacionalidad belga.

A este movimiento de la Justicia belga se le ha añadido hoy la iniciativa de los sindicatos portuarios suecos, que han iniciado un boicot de una semana. Según EFE la medida se ha tomado en protesta por el asalto a la Flotilla de la Libertad y se hará en forma de bloqueo, de manera que no permitirán la entrada de fruta, hortalizas, flores, cosméticos y productos domésticos provenientes de Israel. A su vez, bloquearán la salida de material para la industria automovilística que exporta Suecia.

Las medidas en materia de justicia adoptada por varios países contra las operaciones de Israel en palestina, no han tenido frutos por el momento. En Reino unido, los políticos y militares han visto vetada su entrada al país ya que corren el riesgo de ser juzgados en cuanto pisen suelo británico, pero el anterior Gobierno laborista inició una reforma de la ley para evitar que la acción de los jueces se llevara a cabo y librarse así de un malentendido diplomático con Israel.

En España, el intento del juez de la Audiencia Nacional, fernando Andreu, inició una investigación sobre el asesinato de 14 personas en un bombardeo sobre Gaza en 2002. El caso fue archivado y posteriormente, el Congreso de los Diputados decidió reformar la jurisdicción universal de los jueces españoles.