Público
Público

"Se abre una nueva etapa"

La comunidad internacional reacciona ante la sentencia que considera legal la declaración de independencia kosovar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que hoy ha declarado legal la declaración de independencia de Kosovo , ya ha despertado las primeras reacciones entre los diferentes países, con posturas diferenciadas respecto a la soberanía de la ex provincia serbia.

Aunque la sentencia no es vinculante, sí tiene una gran repercusión a nivel judicial y político, ya que podría impulsar a países que aún no han reconocido el nuevo Estado (entre ellos España ) a hacerlo, o al menos a mejorar sus relaciones con el mismo. 

La cúpula estatal de Kosovo y cientos de ciudadanos kosovares han sido los primeros en celebrar la opinión de la CIJ.  'Es un día bendito para la República de Kosovo y todos sus ciudadanos', manifestó en rueda de prensa en Pristina el presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, al tiempo que decenas de coches tocaban la bocina en el centro de la capital kosovar y muchos ciudadanos bajaban a las calles llevando banderas de Kosovo y de Albania.

La Unión Europea se ha pronunciado apelando a la 'reconciliación', tal y como afirmaba el presidente del Parlamento comunitario, Jerzy Buzek, quien dijo que ambas partes (Serbia y Kosovo) 'deben ver el dictamen como un instrumento para la reconciliación en lugar de como una excusa para prolongar la disputa diplomática'. 

La Alta Representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común (PESC), Catherine Ashton, aseguró, por su parte, que la UE 'estudiará con sumo cuidado' la sentencia. No obstante, cree que el fallo 'abre una nueva fase' que debe enfocarse ahora 'hacia el futuro'. 'El futuro de Serbia está en la Unión Europea. El futuro de Kosovo está también en la Unión Europea', agrega Ashton en un escueto comunicado.

Y en este sentido se ha pronunciado también el titular de exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, quien comunicó que el Gobierno 'respeta la opinión de la CIJ' y reconoció que 'se abre una nueva etapa'. La derecha europea manifestaba igualmente que 'ya no hay excusa' para reconocer a Kosovo, e instaba los cinco países de la UE que todavía no lo reconocen (España, Chipre, Eslovaquia, Rumanía y Grecia) a que tomen nota de la sentencia de la Corte de La Haya, según ha apuntado la eurodiputada popular alemana Doris Pack.

Serbia, sin embargo, se pronunció al respecto asegurando que 'nunca' reconocerá la independencia kosovar, según expresó el titular de Exteriores serbio, Vuk Jeremic, poco después de conocerse el fallo. Jeremic reconoció igualmente que Belgrado serguirá con su 'lucha diplomática por Kosovo, aunque dijo que no será fácil'.

Rusia ha ido incluso más lejos en su desaprobación de la sentencia de la Corte de las Naciones Unidas, al afirmar que 'con esta decisión se abre la caja de Pandora (de los separatismos)'. 'Preveo muchos fenómenos en elmundo similares a lo ocurrido en Kosovo', manifestó Leonid Slutski, vicepresidente del comité de Asuntos Internacionales de la Duma. Slutski considera 'simplemente monstruoso que la mayoría de países desarrollados del mundo tomaran la decisión unilateral de reconocer la autoproclamada independencia de Kosovo, pero es algo que ocurre en el siglo XXI', añadió.

Posturas completamente diferentes mostraron otros páises como Alemania y Estados Unidos, quienes celebraron la decisión de la CIJ. 'Las conclusiones de la CIJ respaldan nuestra propia consideración acerca de la legitimidad de la declaración de independencia de Kosovo', afirmó el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle.

La Casa Blanca, por su parte,  envió un comunicado en el que mostraba su apoyo al nuevo Estado. 'El vicepresidente (en referencia a Joe Biden) reiteró el pleno apoyo de Estados Unidos a un Kosovo independiente, democrático, multiétnico y unido cuyo futuro esté firmenmente unido a las instituciones europeas y euroatlánticas', informaba.

Asimismo, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró que la alianza defensiva continuará garantizando, 'de manera imparcial', la seguridad 'en el conjunto de Kosovo' conforme al mandato recibido de la ONU.