Público
Público

La abstención amenaza los comicios marroquíes

Las autoridades acosan a los que piden el boicot electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A sólo un par de días de las elecciones legislativas en Marruecos, sorprende la ausencia de signos de campaña electoral en un país en el que muchos ciudadanos no muestran ninguna intención de votar. La abstención se anuncia como la gran ganadora de estos comicios, como ya ocurrió en las últimas elecciones, que registraron una magra participación del 37%.

Esa es precisamente la esperanza de la auténtica oposición al poder en Marruecos. El Movimiento 20 de Febrero (20-F), algunos pequeños partidos de la izquierda y el mayor movimiento islamista del país, el ilegal pero tolerado Justicia y Espiritualidad, han pedido el boicot a las elecciones. La última vez que lo hicieron fue en las manifestaciones del pasado domingo, que reunieron a miles de personas en varias ciudades marroquíes. También han volcado su llamamiento a dar la espalda a las urnas en vídeos, panfletos y octavillas, que han repartido en la calle.

'El 20 de Febrero quiere enseñar a la población la verdadera cara del Gobierno. Esto no es democracia, es un juego y quien está manejando los hilos está cerca. Estoy seguro que no va a haber una gran participación y de que los marroquíes saldrán a la calle con el 20 de Febrero', explicaba ayer en un vídeo Najib Chaouki, uno de los miembros del movimiento contestatario que con sus protestas forzó al rey a anunciar la reforma constitucional aprobada en referéndum el pasado verano. Una reforma que, sin embargo, no cambió la arquitectura institucional del régimen marroquí que concentra en el rey el grueso del poder.

Todo apunta a que los votos se los repartirán los políticos de siempre

El llamamiento al boicot preocupa al Gobierno y la represión policial con el 20-F ha aumentado en las últimas semanas. Más de cien personas han sido detenidas y, según publicaba ayer Al Quds Al Arabi, una joven del movimiento fue apuñalada en Casablanca mientras repartía panfletos proboicot, aunque el 20 de Febrero no lo ha confirmado.

De 40 jóvenes encuestados por Público, solamente dos, ambos de 18 años, están inscritos en las listas electorales que les permitirán depositar su voto mañana. Y es que sólo se han inscrito requisito previo imprescindible para votar en Marruecos 13,6 millones de votantes, de los más de 20 millones de ciudadanos mayores de 18 años y que por lo tanto son electores potenciales. Esto supone un millón menos en las listas electorales que en 2007.

A pesar de que hay 30 partidos políticos, 1.521 listas electorales y miles de candidatos que competirán por los 392 escaños parlamentarios, todo apunta a que los votos se los repartirán los políticos de siempre; en esta ocasión, agrupados en tres grandes bloques.

El primero es el de los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo, que confían en ser los vencedores; el segundo es la Coalición por la Democracia, popularmente conocida como G8, porque agrupa a ocho formaciones con fuertes lazos con el Palacio real. Por último, el bloque que reagrupa al partido gobernante, el Istiqlal, y a otros partidos de la desprestigiada oposición histórica.